• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La representantes de la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB), Haydee Castillo, solicitó a delegados de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) la conformación de una comisión que investigue las violaciones a los derechos humanos en Nicaragua y acciones más contundentes para solucionar la crisis sociopolítica que vive el país.

La solicitud de la Unidad fue exteriorizada por Castillo en cuatro reuniones que sostuvo en las últimas 24 horas con funcionarios de la ONU, de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) y de la Unión Europea ante la ONU en Nueva York.

Castillo insistió en los encuentros, en la posibilidad que el Consejo proponga a la Asamblea General de la ONU la conformación de una comisión que investigue la situación en el país.

“Hasta el momento solo tenemos la comisión para Nicaragua conformada por la OEA, pero Naciones Unidas tiene una gran responsabilidad porque su mandato para la humanidad incluye el hecho de que los derechos son universales y la responsabilidad que tiene para proteger esos derechos”, señaló Castillo.

La respuesta de los funcionarios que se reunieron con Castillo fue que tomarían apuntes de sus solicitudes.

En la reunión que sostuvo Castillo con Asa Regner, de ONU Mujeres y con Giorgia Passarelli. Cortesía/END

Además, se mostraron preocupados, según la representante de la Unidad, por la grave situación de represión estatal que fue expuesta.

Por lo que para Castillo es importante que “esa comisión de alto nivel, que le estamos pidiendo que conformen, pueda contribuir a la presión internacional y así se pueda encontrar una solución a la crisis”.

En la reunión que sostuvo Castillo con Asa Regner, de ONU Mujeres y con Giorgia Passarelli, oficial de derechos humanos en Nueva York para la oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU; Castillo expresó la necesidad de que el informe presentado por Michelle Bachelet sobre Nicaragua, ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, sirva como base para que los miembros de la Asamblea General de la ONU emitan una declaración en favor de Nicaragua.

“Nuestra principal petición para los estados miembros de la ONU es que condenen, en la próxima Asamblea General que sostendrán a finales de septiembre o a inicios de octubre, las violaciones a derechos humanos que el Estado de Nicaragua continúa cometiendo contra los nicaragüenses”, precisó Castillo.

Sanciones

Castillo también se reunió con Julien Bourtembourg, primer secretario de la sección de derechos humanos y asuntos sociales de la delegación de la Unión Europea ante la ONU en Nueva York, con quien exteriorizó la urgencia de que la UE tomen decisiones contundentes y sancionen al Gobierno de Nicaragua por las violaciones a derechos humanos.

La representante de la Unidad detalló a Bourtembourg la persecución, asedio y amenazas de las que son víctimas los opositores, los asesinatos en el campo, el aumento de la violencia contra las mujeres, la falta de justicia a las víctimas de la represión, las dificultades y abusos que viven manifestantes que siguen excarcelados y la situación de los exiliados nicaragüenses.

La respuesta de Bourtembourg, según Castillo, fue de tomar nota de todas las solicitudes y denuncias de violaciones a derechos humanos, además le indicó que informaría a los miembros de la Unión Europea lo expuesto por ella.

En la reunión con Davide Torzilli, de Acnur en Nueva York, Castillo insistió en la situación crítica que viven los nicas que huyeron de Nicaragua, principalmente, a Costa Rica.

Torzilli explicó que como Acnur están trabajando en un proyecto de respuesta inmediata, pero que todavía falta juntar buena parte del presupuesto que se requiere para apoyar a un buen porcentaje de los más de 80,000 nicas que están en una mayor situación de vulnerabilidad.

Por su parte, Bourtembourg señaló, en cuanto a la situación de los exiliados nicas, que las donaciones las han aumentado, especialmente, en Costa Rica.

Por lo que Castillo pidió que se le hiciera llegar más información sobre los lugares donde va la ayuda, para así informar a las organizaciones nicas y pinoleros que están buscando refugio, para que la ayuda llegue a quienes más lo necesitan.