• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Trabajadores de la Alcaldía de Managua comenzaron este jueves la demolición de las primeras 50 edificaciones localizadas entre la antigua plaza Julio Martínez y el paso a desnivel del 7 Sur, de unas 350 que comprenden la primera etapa de la ampliación de la pista Juan Pablo II.

En total, son 962 propiedades afectadas en todo el trayecto que se extiende hasta la carretera Panamericana Norte.

El movimiento inició a eso de las 8:00 a.m. de este jueves, cuando una docena de camiones de carga, uno especializado para el mantenimiento de semáforos y 200 trabajadores municipales, comenzaron a utilizar sus mazos, barras, martillos, sierras eléctricas y palas mecánicas en las primeras propiedades y negocios afectados.

En el período de demolición, la circulación vial no será afectada de manera significativa, hasta aproximadamente el final del primer trimestre del 2020.

Según la Alcaldía de Managua, en esta vía transitan diario 62,000 vehículos y en su momento estará informando de las posibles vías alternas, cuando avancen las obras.

El proyecto completo abarca 9.5 kilómetros, que se dividirán en cinco etapas. Tendrá 10 carriles en las tres etapas iniciales desde el 7 Sur hasta la rotonda Cristo Rey, con derecho de vía de 60 metros y un carril exclusivo para buses.

Obreros demuelen una pared al lado de la pista Juan Pablo II de Managua. Oscar Sánchez/END

Habrán ocho carriles en las últimas dos etapas, desde Cristo Rey hasta semáforos de La Robelo en la Panamericana Norte, con derecho de vía de 42 metros. Se calcula que entre 35 a 48 meses el proyecto completo estará finalizado, a un costo de US$275 millones.

Mil afectados

“En estos momentos trabajaremos los dos primeros tramos. A lo largo de los cuatro tramos habrá aproximadamente 1,000 afectaciones. Solo el esfuerzo de despeje (del proyecto) nos llevará un año”, dijo un funcionario de la Alcaldía de Managua, agregando que se gastará ese tiempo en negociaciones y el entendimiento con los propietarios afectados.

El representante municipal indicó que con el despeje se iniciarán las primeras siete obras en la pista, que incluye los procesos de contratación y en los próximos días será la firma de contratos para obras alternas.

END

“Las primeras obra serán las de desvío. Una vez que tengamos que cerrar la pista, el tráfico vehicular se nos duplicará y es por eso que tenemos que desarrollar obras que permitan una mejor circulación vial en el tramo uno”, explicó el funcionario.

En el tramo segundo ya está licitado y las obras empezarán en los próximos días.

En el período de demolición, la circulación vial no será afectada de manera significativa. Oscar Sánchez/END

Se licitó la construcción de un nuevo puente en el barrio San Judas. También está licitada la construcción de viviendas que se requieren para el traslado de familias de este sector.

Las 71 viviendas serán construidas en los próximos días, junto con las obras de urbanización que se van a requerir, también se está adjudicando la planta de tratamiento de aguas.

La mayor parte de las propiedades afectadas están en la zona norte.

El proyecto se desarrolla con una unidad ejecutora externa, de acuerdo al convenio con el Banco Centroamericano de Integración Económica y el Banco Europeo Internacional.

La Alcaldía de Managua espera que en noviembre estén ejecutando los diseños finales.

El gobierno municipal afirma que los fondos tanto externos como nacionales están asegurados.