•  |
  •  |
  • END

Como un año de grandes logros para la infancia de América Latina y el Caribe catalogó 2007 Nils Kastberg, Director Regional de Unicef, pues se redujo la mortalidad infantil y se aumentó el número de niños inscritos en los registros civiles, especialmente en el Caribe, sin embargo, aún quedan temas pendientes, como el apoyo a la madre gestante, el derecho a la educación y al empleo decente para los adolescentes, entre otros aspectos, afirmó el funcionario.

Kastberg afirmó que aún estamos muy alejados del cumplimiento de la Metas del Milenio, pero reconoció la labor en el cumplimiento del derecho al registro de nacimiento, firmado en la “Primera Conferencia Regional sobre Derecho a la Identidad” realizada en Paraguay.

Los gobiernos, la sociedad civil, organizaciones internacionales y representantes de los pueblos indígenas y afrodescendientes, acordaron trabajar juntos para alcanzar el registro de nacimiento gratuito, universal y oportuno de todos los niños de la región en 2015. El año pasado, 23 mil niños y adolescentes de entre uno y 18 años de la Región Autónoma Nicaragüense recibieron su certificado de nacimiento de manera gratuita.

Se estima que en el país entre un 35 y 40 por ciento de la población (de 5,4 millones) no está inscrita en el Registro Civil, lo que es más acentuado en las regiones autónomas del Caribe debido a su dispersión y a las casi inexistentes vías de comunicación.

Reducción de mortalidad infantil
Otro gran avance en América Latina y el Caribe fue la reducción de la mortalidad de niños menores de cinco años, de 600 mil a 300 mil. Sin embargo, falta mucho por hacer para evitar que mueran más niños por causas prevenibles y cumplir con los Objetivos de Desarrollo del Milenio establecidos para 2015.

“Las políticas de ‘mano dura’ también dieron un giro cuando las autoridades de Centroamérica, México y República Dominicana reconocieron que no es la estrategia correcta, durante su participación en la Conferencia Cultura de Paz y Prevención de la Violencia Juvenil realizada en Costa Rica. Más bien hacen falta alternativas desde una perspectiva integral para contribuir al desarrollo de la población adolescente y joven”, dijo el director regional de Unicef.

“Hoy las peores formas de exclusión desaparecen dentro de los porcentajes nacionales. Ya no es ético ni moralmente aceptable establecer políticas en base a promedios nacionales, hay que saber qué pasa a nivel provincial o municipal, y establecer objetivos acordes. Los Objetivos de Desarrollo del Milenio se tienen que hacer realidad a nivel local y comunitario”, dijo Kastberg.