• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia expresó este sábado que la decisión del Gobierno de Nicaragua de negar el ingreso a los miembros de la Comisión de Alto Nivel de la Organización de Estados Americanos (OEA) viola la Carta Democrática Interamericana, y refleja la falta de voluntad por parte del Ejecutivo nicaragüense de encontrar una solución a la crisis.

“Las consecuencias de este rechazo no solo reafirman la violación a la Carta Democrática, de la que Nicaragua es miembro parte, y rechazo a la declaración de la Asamblea General de la OEA (Medellín, jun/2019), también implican que el régimen continua cerrando sus opciones de mediación para una resolución al conflicto que no sea la continuidad del estado policial”, informó la Alianza a través de un comunicado.

La Comisión de la OEA tenía previsto llegar este lunes a Managua, pero el Gobierno rechazó su ingreso a través de una carta que la Dirección de Migración y Extranjería envió a los gerentes de las aerolíneas con las que tiene conexión Nicaragua en la que también se niega el ingreso a Gonzalo Koncke, Jefe de Gabinete del secretario general Luis Almagro y Pablo Sandino Martinez, jefe de prensa de la OEA.

Carlos Trujillo, Representante Permanente de Estados Unidos ante la OEA, la embajadora Elisa Ruíz Díaz Bareiro, Representante Permanente de Paraguay, Leopoldo Francisco Sahores, Subsecretario de Asuntos de América del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina, Sébastien Sigouin, Director para América Central, Cuba y República Dominicana del Ministerio de Asuntos Mundiales de Canadá y la embajadora Audrey Marks, Representante Permanente de Jamaica, son los cinco diplomáticos a los que el Gobierno les negó el ingreso al país.

“La Dirección General de Migración y Extranjera, de conformidad al artículo 6 de la Constitución Política de la República de Nicaragua y articulo 93 de la Ley 761, Ley General de Migración y Extranjería, hace del conocimiento que, a partir de la fecha, no está autorizado el ingreso a Nicaragua ni podrán ser abordados en sus aerolíneas con destino a Nicaragua”, expresa la carta emitida por el Gobierno de Nicaragua.

Hasta el momento ni Gobierno de Nicaragua, ni el secretario general de la OEA, Luis Almagro, ni los miembros de la Comisión se han pronunciado de manera oficial sobre la decisión del Ejecutivo nicaragüense.

La Alianza Cívica manifestó su respaldo a los esfuerzos de la Comisión de la OEA para buscar una solución pacífica a la crisis de Nicaragua.
“El rechazo del Gobierno de no permitir la entrada a la misión de los Estados miembros de la Organización de Estados Americanos (OEA) es consistente con la política de Estado policial que ha seguido el régimen, que incluye el rechazo de toda forma de construcción de puentes con la comunidad internacional y la oposición nicaragüense, porque significa conceder su naturaleza anti-democrática”, refiere la Alianza cívica a través de su comunicado.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro / Archivo La coalición opositora también mostró su voluntad de encontrar una solución a la crisis que vive Nicaragua desde el 18 de abril del año pasado a través del diálogo.

“Si bien era de esperar que el Gobierno rechazara toda forma de diálogo, nuestra convicción democrática se ve reafirmada por el esfuerzo de la comunidad internacional. Hacemos saber al mundo y la ciudadanía nicaragüense que continuaremos en la lucha por reformas políticas que hagan de nuestra patria una sociedad libre, participativa, pluralista e incluyente”, enfatizó la Alianza.