•  |
  •  |
  • END

RIVAS

Los magistrados de la Sala Penal del Tribunal de Apelaciones de Granada ordenaron a las autoridades rivenses regresar a la empresa “Dos Pinos”, 39 mil 600 litros de leche semidescremada que la policía de Rivas ocupó en febrero de este año, en dos furgones que venían de Costa Rica y que también traían una significativa carga de cocaína.

Los magistrados llegaron a esta decisión mediante un auto dictado el 29 mayo, e informaron al juez de Audiencias de Rivas, Diógenes Dávila, para que gire un oficio a la Policía rivense en el que se ordene entregar la leche valorada en 31 mil seis dólares, según el expediente judicial.

Una de las incautaciones ocurrió el 12 de febrero, cuando se detectó que en el torna mesa del cabezal, placas C 0223BKL, se había instalado un compartimento especial y al destaparlo la policía encontró 72 paquetes de cocaína que dieron un peso de 83 kilos con 764 gramos, por lo que se detuvo al conductor, Enrique Josué Gálvez Reyes, de 25 años, originario de Guatemala.

En la rastra matrícula TC-042 BPP, que halaba el cabezal que conducía Gálvez Reyes, venían 1,650 bolsas de leche equivalentes a 19 mil 800 litros. En este caso el guatemalteco aceptó el delito y el 26 de febrero, el juez le impuso una condena de diez años de cárcel. La otra incautación de droga y leche ocurrió el seis de febrero, pero en este caso el conductor del furgón se dio a la fuga antes de que la Policía descubriera con el compartimento donde se trasladaba 47 kilos de cocaína y al igual que en el caso del guatemalteco la droga venía en el torna mesa y la cantidad de leche era similar.