• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Argentina condenó este domingo la decisión del Gobierno Nicaragua de prohibir el ingreso de una Comisión de Alto Nivel de la Organización de Estados Americanos (OEA) e instó a Managua a permitir la visita en busca de una solución a la crisis política de ese país, según un comunicado oficial.

La cancillería argentina indicó que la prohibición de ingreso "fue instrumentada a través de una comunicación de la Dirección General de Migración en la que se indicaba el vuelo de arribo de los miembros de la Comisión, lo que constituye un hecho de inusitada gravedad por tratarse de información reservada".

"El Gobierno argentino hace un llamamiento al Gobierno nicaragüense a rever su posición y permitir el ingreso de la Comisión de la OEA", señaló el comunicado publicado este domingo.

La comisión, integrada por siete miembros, tenía programado realizar la próxima semana una visita a Managua, en base a un mandato de la OEA.

Ese grupo fue aprobado en agosto por el Consejo Permanente de la OEA "para llevar a cabo gestiones diplomáticas al más alto nivel a fin de procurar una solución pacífica y eficaz para la crisis" en Nicaragua.

Representantes de Argentina, Canadá, Estados Unidos, Jamaica y Paraguay integran la comisión.

Nicaragua ha rechazado la conformación de la Comisión de la OEA como una injerencia en los asuntos internos del país.

El país centroamericano vive una grave crisis, tras las masivas protestas antigubernamentales que estallaron en abril de 2018 contra una reforma del seguro social y que derivaron en una demanda de salida del actual Gobierno.

La represión de las protestas dejó al menos 325 muertos, cientos de encarcelados y más de 70,000 exiliados ante amenazas, asedio, intimidación y persecución por haber participado en las protestas antigubernamentales, según grupos humanitarios.

La Comisión de la OEA pretendía ingresar este lunes a Nicaragua / Archivo La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, la contraparte del Gobierno en el fallido diálogo de Nicaragua condenó ayer la decisión del ejecutivo nicaragüense de prohibir el ingreso a la Comisión y manifestó que estas acciones violan la Carta Democrática Interamericana, de la cual Nicaragua es firmante.

La oposición también mostró su voluntad de resolver la crisis a través del diálogo.