• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Decenas de nicaragüenses marcharon en las calles de Miami, EE. UU., demandando acciones contundentes de la Organización de Estados Americanos (OEA) contra el Gobierno nicaragüense, después que este impidiera el ingreso a Managua de una comisión especial de ese organismo.

La marcha por la unidad también exigió libertad, justicia y democracia en Nicaragua, país envuelto en una crisis sociopolítica desde abril de 2018.

Haydee Castillo, del Instituto de Liderazgo de Las Segovias, estuvo en la marcha y solicitó a la comunidad internacional, especialmente a la OEA y Organización de Naciones Unidas (ONU) “no dejen solo al pueblo de Nicaragua, este es el momento en que más lo necesitamos”.

Agregó que el pueblo de Nicaragua necesita estar “más unido que nunca”.

Los manifestantes alzaron la bandera de Nicaragua al revés, en forma de protesta, y conmemoraron un aniversario más de la Independencia de Centroamérica, enfatizando que en Nicaragua “se continúan violando los derechos de los ciudadanos”.

También demandaron justicia para los manifestantes fallecidos durante las protestas sociales antigubernamentales, que iniciaron en abril de 2018 y la libertad de protestantes aún encarcelados.

En el Día de la Independencia de su país, migrantes y refugiados alzaron la bandera de Nicaragua al revés en forma de protesta, en las calles de Miami. Cortesía/END

La macha fue acompañada de chicheros que tocaron sones nicas en las calles de Miami.

Personas que pasaban cerca de la manifestación apoyaban sonando las bocinas de los vehículos y otros sacaban banderas nicaragüenses.

En la manifestación estaban los líderes campesinos Lener Fonseca y Medardo Mairena, ambos excarcelados en junio pasado bajo la Ley de Amnistía.

En el Día de la Independencia de su país, migrantes y refugiados alzaron la bandera de Nicaragua al revés en forma de protesta, en las calles de Miami. Cortesía/END

Además, estuvo el líder estudiantil Edwin Carcache, quien con un megáfono gritaba consignas y pedía a los nicas “tener fe, porque el cambio viene” y él seguirá “luchando por una Nicaragua libre”.