• |
  • |
  • Edición Web

El Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, se reunió la tarde del lunes con Emily Haber, embajadora de Alemania en Estados Unidos, para conversar sobre los desafíos que conllevan la búsqueda de una solución a la crisis que sufre Nicaragua y Venezuela.

La diplomática alemana le expresó a Almagro el interés de su país para fortalecer las relaciones con la OEA, de cara a posibles trabajos para solucionar algunos problemas en la región.

“(Tuvimos) una reunión productiva con Emily Haber, embajadora de Alemania en Estados Unidos. Discutimos los desafíos de la región, en particular la crisis de Venezuela y Nicaragua . (Además, se expresó) el interés de Alemania en fortalecer sus relaciones con la OEA”, publicó Almagro en su cuenta de Twitter.

Almagro también conversó con el senador republicado Marco Rubio sobre la crisis de Nicaragua y Venezuela, en lo que parece un jornada con una fuerte agenda en la búsqueda de soluciones para ambos casos regionales.

“Tuve una agradable conversación con el senador Marco Rubio sobre la situación de la democracia y los derechos humanos en nuestro hemisferio. Discutimos la crisis en Venezuela y los acontecimientos recientes en Nicaragua, entre otras preocupaciones regionales”, tuiteó Almagro.

El tema de Nicaragua se ubicó en la conversación por separado de Almagro con Haber y Rubio como uno de los puntos claves, a pesar de que el organismo internacional vive un contexto de tensión con el gobierno nicaragüense.

Es importante mencionar que el gobierno de Nicaragua prohibió el ingreso de los miembros de una Comisión de Alto Nivel Diplomático de la OEA que busca una solución a la crisis que vive el país y que brindará un informe en un plazo de 75 días.

Almagro también conversó con el senador republicado Marco Rubio sobre la crisis de Nicaragua y Venezuela. Cortesía/END

La comisión pretendía ingresar a Nicaragua hoy lunes, pero el gobierno rechazó su ingreso a través de una carta que la Dirección de Migración y Extranjería envió a los gerentes de las varias aerolíneas.

Almagro, condenó la decisión de prohibir el ingreso al país a los integrantes de la comisión y a funcionarios de la Secretaría General.

En el caso de Alemania, en múltiples ocasiones buscó fortalecer relaciones con los actores que se involucran en la crisis de Nicaragua tanto con el gobierno como con los sectores opositores.

Alemania tuvo algunas intervenciones claves sobre la crisis sociopolítica de Nicaragua, como uno de los países que declaró su apoyo en la búsqueda de una solución pacífica.

El 26 de julio de 2018, el gobierno alemán instó a las autoridades nicaragüenses a retomar el diálogo y ofreció mantener su apoyo para ese proceso.

El 9 de noviembre de 2018, la embajada de Alemania en Nicaragua confirmó que se trabajaba en los contactos con los sectores involucrados en el diálogo nacional para buscar una solución a la crisis de Nicaragua.

El 11 de febrero de 2019, Ute König, anterior embajadora de Alemania en Nicaragua, expresó su confianza en que la crisis sociopolítica en Nicaragua se debía resolver por la vía pacífica.

"Se ha seguido de cerca toda la situación (de Nicaragua) sobre lo que pasó el año pasado, y todos tienen la esperanza que habrá una solución pacífica y que los lazos de amistad puedan asistir a esta solución", señaló la diplomática alemana al ser consultada por periodistas en un evento que se realizó en la ciudad de León.

König, antes de terminar su periodo como embajadora, expresó que aunque en las últimas semanas tuvo la sensación de que las puertas del diálogo estaban cerradas, termina su gestión con la idea de que es posible un nuevo esfuerzo para el inicio de las conversaciones.

En agosto de este año, asumió como nuevo embajador de Alemania en Nicaragua, Christoph Bundscherer, quien llevará las relaciones del gobierno alemán en Managua y los posibles apoyos en la búsqueda de una solución a la crisis del país.