• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La prohibición de la entrada al país de la Comisión de Alto Nivel para Nicaragua ha puesto en peligro la continuidad del memorando de entendimiento con la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA) para realizar reformas electorales que devuelvan confianza y transparencia al Consejo Supremo Electoral (CSE), dijeron líderes de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD).

Carlos Tünnermann, coordinador de la Alianza Cívica, dijo que se ha puesto en peligro la reforma electoral con la OEA, al prohibir el ingreso de la Comisión de Alto Nivel para Nicaragua.

Agregó que “Luis Almagro, secretario general de la OEA, condenó que no se permitiera el ingreso a la Comisión de Alto Nivel de la OEA. Hizo ver que la prohibición abarcó a su jefe de gabinete. Evidentemente esta decisión desacertada, afecta la relación directa entre el Gobierno y la Secretaría General y creo que despierta muchos interrogantes sobre la posibilidad que la Secretaría General pueda continuar con el memorando de entendimiento para las reformas electorales”.

En febrero del año 2017, la Secretaría General de la OEA y el Gobierno de Nicaragua firmaron un acuerdo para “establecer un marco regulatorio entre las partes para impulsar y acompañar esfuerzos dirigidos al fortalecimiento institucional político-electoral de la República de Nicaragua”, indica el memorando que estipuló un período de 3 años de trabajo.

Carlos Tünnermann, coordinador de la Alianza Cívica. Oscar Sánchez/END

Pero la decisión de no recibir a la comisión de la OEA “ha puesto en peligro que se continúe con el memorando de entendimiento, el Gobierno debería de tomar nota que Almagro ha condenado la negativa del Gobierno, mencionando concretamente que se ha negado el ingreso a su jefe de gabinete y al jefe de prensa que venían dándole acompañamiento administrativo a la comisión de alto nivel que venía a Nicaragua”, comentó Tünnermann.

Foro sobre reforma

Max Jerez, coordinador de la Comisión Política de la Alianza Cívica, dijo que “es preocupante el hecho que a Gonzalo Koncke, jefe de gabinete del secretario general de la OEA, que ha estado involucrado en el tema de las reformas electorales, se le haya impedido la entrada al país y pone en riesgo la participación de la OEA en el tema de las reformas electorales”.

Jerez informó que el próximo 20 de septiembre el equipo de consultores que trabaja en la redacción de una propuesta de reforma electoral estaría realizando un segundo foro, en el cual presentarían los avances en temas puntuales referidos a los artículos que deben agregarse o reformarse en la Ley Electoral.

“Hemos sostenido que esa reforma debe darse en una mesa de negociación y apoyamos que la OEA, a través del Departamento de Observación y Cooperación Electoral, pueda dar insumos para la recuperación de la confianza en el sistema electoral del país. Nos interesa que la OEA siga cumpliendo su rol de observador y garante en el tema electoral y seguiremos insistiendo que la OEA debe ser parte fundamental en un proceso de negociación para el tema electoral”, recalcó Jerez.

Pendientes de la ue

Tünnermann dijo que el presidente Daniel Ortega quería trabajar una reforma electoral con la OEA, apartando a la Alianza Cívica de ese tema, lo que significaba un incumplimiento a los compromisos acordados durante la negociación que mantuvieron con el Gobierno hasta mediados de mayo.

Jerez informó que el próximo 20 de septiembre el equipo de consultores que trabaja en la redacción de una propuesta de reforma electoral estaría realizando un segundo foro, en el cual presentarían los avances en temas puntuales referidos a los artículos que deben agregarse o reformarse en la Ley Electoral.Archivo/END

Comentó que está en las manos de Ortega hacer una negociación de reformas con los partidos políticos tradicionales, pero que si la OEA, por la misma decisión del Gobierno no participa en la elaboración de la propuesta de cambios para los procesos electorales y el fortalecimiento constitucional, lo que el Gobierno haga con las organizaciones políticas “no tendrá credibilidad”.

“Ya sabemos que ese tipo de pactos entre Ortega y los partidos tradicionales terminan en componendas políticas de tipo prebendario”, aseveró Tünnermann.

Advirtió que la decisión de impedir el ingreso a la comisión de la OEA podría, incluso, acelerar las condenas que la Unión Europea (UE) está analizando aplicar al Gobierno de Nicaragua.

“La Unión Europea va a acelerar su reacción. La UE tiene procedimientos lentos porque son 28 países, cuyas cancillerías opinan y cada paso que dan tiene que tener el consenso de los países que integran la UE”, valoró Tünnermann.

A su juicio, en la UE “están consultando en este momento las consecuencias jurídicas que tendría la aplicación de sanciones individuales, ya eso lo tienen en un proyecto que se está consultando, luego vendría la determinación a qué persona le van a aplicar sanciones individuales. La reciente decisión del Gobierno respecto a la misión de la OEA, podría acelerar los procedimientos en la UE”.