• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Tras considerar que el líder del movimiento campesino, Freddy Alberto Navas López, se encuentra en una situación de gravedad y urgencia de riesgo de daño irreparable a sus derechos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) decidió otórgale medidas cautelares para proteger su vida, el pasado 14 de septiembre, a través de la Resolución No 46/19.

Mediante el comunicado, la CIDH informó que por medio del Meseni están dando un seguimiento muy cercano a la situación que atraviesa el país, por lo que han constatado la exposición a la que se encuentran los líderes sociales y personas opositoras al gobierno.

Freddy Navas estuvo encarcelado por protestar contra el gobierno y fue acusado de terrorismo. Archivo/END

“Al tomar dicha decisión, la Comisión valoró que el beneficiario Freddy Navas tendría gran visibilidad como uno de los líderes del movimiento campesino. En ese contexto, el beneficiario estuvo privado de libertad por más de seis meses, en el contexto de la criminalización a las protestas en Nicaragua”, detalla el comunicado.

Persecución y asedio

Luego de su excarcelación, el pasado 11 de junio, Navas habría vuelto a ser seguido presuntamente por policías y parapolicías, de una forma semejante a las persecuciones que sufrió antes de su detención y que lo obligaron a permanecer en casas de seguridad, indica el comunicado.

Según la CIDH, el beneficiario alegó ante su solicitud de protección que el pasado 8 y 12 de agosto fue retenido por policías e interrogado de forma intimidatoria.

Freddy  Navas es miembro del Movimiento Campesino. Archivo/END

El pronunciamiento también indica que el beneficiario fue retenido por más de una hora el pasado 12 de agosto por policías, cuando volvía de participar de la marcha campesina en Costa Rica, donde fue cuestionado por sus ideologías políticas y supuesto financiamiento de la marcha; además de que revisaron sus maletas, celular y agenda personal.

De acuerdo con el comunicado, la detención del excarcelado presuntamente no se llevó a cabo por la llegada de los medios de comunicación y representantes de la sociedad civil.

“En ese contexto, la Comisión tomó en consideración que los agentes estatales que habrían cuestionado al propuesto beneficiario estarían ‘fuertemente armados’ y que le habrían amenazado, con relación a familiares del propuesto beneficiario que vivirían presuntamente en el exterior, supuestamente afirmando que ‘los brazos del comandante van más allá de la frontera’”, revela el comunicado.

Estado

De acuerdo con el artículo 25 de su Reglamento, la Comisión solicitó al Estado de Nicaragua adopte las medidas necesarias para garantizar los derechos a la vida e integridad personal de Freddy Alberto Navas López.

“El Estado debe asegurar que sus agentes respeten los derechos del beneficiario, de conformidad con los estándares establecidos por el derecho internacional de los derechos humanos, como en relación con actos de riesgo atribuibles a terceros; concierte las medidas a adoptarse con el beneficiario e informe sobre las acciones adoptadas a fin de investigar los presuntos hechos que dieron lugar a la adopción de la presente medida cautelar y evitar así su repetición”, dice el comunicado de la CIDH.

La Comisión recuerda que el otorgamiento de la medida cautelar y su adopción por el Estado no constituyen prejuzgamiento sobre violaciones a los derechos protegidos en los instrumentos aplicables.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia, puntualiza el pronunciamiento.