• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), a través de su monitoreo de sismos en tiempo real, registra siete temblores en el Pacífico de Nicaragua en las últimas 24 horas.

Según el registro de Ineter, el sismo de mayor magnitud ocurrió este lunes a las 2 y 52 de la tarde cerca de Boca del Padre Ramos, con 4.2 grados de magnitud en la escala abierta de Richter.

El movimiento telúrico ocurrió a 35 kilómetros de profundidad.

El sismo de menor intensidad, de 2.5 grados, ocurrió este martes en horas de la madrugada, al oeste de Masachapa.

Los movimientos telúricos son bastantes comunes en Nicaragua. Foto: AFP/END

Este sismo registró a una profundidad de 58 kilómetros de la superficie.

Cuatro de los siete sismos oscilan entre 3 y 3.5 grados de magnitud, uno de ellos a un kilómetro de profundidad, al suroeste de Pochomil.

El último temblor que reportó Ineter ocurrió este martes a las 11:11 a.m., cerca de Boca del Padre Ramos, a 13 kilómetros de profundidad y de 4 grados de magnitud.

Los movimientos telúricos son bastantes comunes en Nicaragua, sobretodo en el Pacífico, sin embargo el pasado 13 de septiembre el Gobierno reportó un sismo “inusual” en territorio nacional.

Los movimientos telúricos son bastantes comunes en Nicaragua. Foto: AFP/END

Un fuerte sismo registrado en Chontales, causó alarma entre los pobladores de esta zona del país, en la cual los temblores no son comunes.

Según un reporte del Instituto Nicaragüense de Estudios territoriales (Ineter), el temblor fue “un poco inusual” por la ubicación de su epicentro en el lago de Nicaragua.

El sismo se localizó cerca de Puerto Díaz, con una magnitud de 3.9 grados en la escala abierta de Richter, sin embargo, los pobladores lo percibieron debido a que ocurrió a poca profundidad.

El movimiento telúrico duró pocos segundos pero se sintió de manera intensa en varios municipios de Chontales.