• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

En los planes de ampliación de la pista Juan Pablo II, la metrovía va, pero no el metrobús (Bus Rapid Transit, BRT por sus siglas en inglés) que estaba previsto para ella, dejando a largo plazo la modernización del transporte urbano colectivo (TUC) de Managua.

“En este primer momento no está contemplada la incorporación (del metrobús). Lo que hemos dejado en términos de ingeniería es el espacio dedicado para el transporte público. ¿En cuál modalidad? Es un tema que aún falta determinar”, dijo el secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, durante el inicio del despeje de calles para la ampliación de la pista.

El experto en vialidad, Armando Izabá, señaló que es una lástima que la municipalidad no considere prioritario el transporte colectivo y no se considere al usuario.

“Este usuario es el comerciante, el trabajador de contabilidad en las empresas, oficinistas, obreros de la construcción, que necesitan mejores condiciones para movilizarse, de forma segura, rápida y en al menos relativa comodidad, y no en las actuales chatarras que llevan a los trabajadores como si fueran sardinas”, comentó Izabá.

En los planes de ampliación de la pista Juan Pablo II, la metrovía va, pero no el metrobús. Cortesía/END

Dijo que la situación sociopolítica y las condiciones económicas del país no son las más idóneas, sin embargo, se debe tener en cuenta que los obreros que viajan apretados, en buses con asientos rotos, son el motor de la economía nacional.

Proyecciones

Los planes de la vía, elaborados en el 2017 por la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) y la Alcaldía para el Plan Maestro de Desarrollo Urbano de la ciudad de Managua, contemplaban originalmente una pista exclusiva para unidades de mayor capacidad de pasajeros, además de una transformación del sistema del transporte colectivo que no soporta la demanda en horas pico y tiene unidades que ya sobrepasaron la vida útil.

En su momento, el consultor de la JICA, Koji Yamada, señaló en un informe que las dos áreas con mayor énfasis eran vialidad y reorganización de rutas existentes del transporte público, interviniendo a través de un sistema de transporte masivo en las pistas principales, para implementar la movilización de usuarios en unidades de mayor capacidad y rapidez, considerando como opciones vehículos como el bus de tránsito rápido (BRT), el tránsito automatizado de guía (AGT) o el tren ligero (LRT).

El plan también considera la movilidad en barrios en unidades sencillas, por lo que se necesitaba el reacomodo de rutas.

“Lo que tenemos es conceptualmente una línea para transporte público y que sería usado por los actuales buses que tenemos. En el futuro, cuando se pueda plantear una alternativa de metrobús, tranvía o lo que sea, ya tendríamos la línea o el espacio para hacerlo”, dijo Moreno.

El proyecto de ampliación de la pista tiene un costo de US$275 millones, bajo el financiamiento del Banco Centroamericano de Integración Económica y el Banco Europeo Internacional, con una contraparte del gobierno central.

El proyecto de ampliación de la pista tiene un costo de US$275 millones, bajo el financiamiento del Banco Centroamericano de Integración Económica y el Banco Europeo Internacional. Imagen Referencial. Orlando Valenzuela/END

En la actualidad, en Managua a diario se desplazan unas 835 unidades de transporte urbano colectivo en 35 rutas establecidas, para más de 800,000 usuarios, según datos del Instituto Regulador del Transporte Municipal de Managua (Irtramma).