• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La organización Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) lanzó esta semana una campaña de difusión para abordar la crisis política que vive Nicaragua y el rol que ha venido desempeñando la iglesia católica de este país en dicho conflicto.

Según una nota publicada en el sitio web de ACN, la campaña tiene como portavoz al sacerdote nicaragüense Cristóbal Gadea, integrante de la diócesis de Jinotega, y que está asignado en la parroquia Inmaculada Concepción en el municipio de Wiwilí.

“El padre Gadea ha sido mediador, en los últimos meses en la región de Wiwilí, entre la oposición y los grupos afines al presidente Daniel Ortega”, reseña el portal electrónico. “Cómo él, otros muchos miembros de la Iglesia están trabajando activamente para apoyar a los más necesitados por la crisis, y su labor está evitando que la violencia crezca”, agrega el sitio sobre el religioso.

El sacerdote Gadea realizará una serie de conferencias por distintas ciudades de España para compartir su testimonio y mañana jueves se encontrará en la parroquia Santa Engracia de Zaragoza. También visitará Pamplona (el 20 de septiembre), Bilbao (el 21), Santander (el 23) y Gijón (el 24).

Rol de la iglesia

La publicación recoge también unas declaraciones atribuidas a Javier Menéndez Ros, director de ACN, el cual comenta que “los obispos nos han pedido ayuda y tenemos que apoyarles para poner el país en pie”.Durante la crisis de Nicaragua sacerdotes y obispos han sido agredidos / Archivo Según la nota de prensa de la ACN, la Iglesia de Nicaragua ha sufrido mucho durante la crisis al punto que “ir a misa o a una reunión semanal podría suponer jugarte la vida”.

Desde abril del año pasado, mes en el que inició la crisis política en Nicaragua, la iglesia católica ha jugado un rol beligerante, siendo inclusive mediadora en el primer diálogo desarrollado entre la oposición y el Gobierno entre mayo y junio de 2018.

Sin embargo, eso no ha impedido que en distintos momentos varios de sus sacerdotes hayan sido blancos de acoso e inclusive ataques físicos por parte de simpatizantes del Gobierno; el más grave ocurrió en julio del año pasado en la ciudad de Diriamba, cuando fueron golpeados el cardenal Leopoldo Brenes, su entonces obispo auxiliar Silvio Báez y el nuncio apostólico en Nicaragua Waldemar Stanislaw Sommertag.

La fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada lleva décadas apoyando a la Iglesia de Nicaragua en su labor pastoral y evangelizadora.En 2018, ACN apoyó a la Iglesia nicaragüense con cerca de 170,000 euros. En la actualidad esta cantidad se ha visto incrementada debido al aumento de necesidades, según la nota de prensa.

En los últimos meses, la organización ha apoyado 17 proyectos de construcción y reconstrucción de iglesias, conventos y centros parroquiales, por un total de 256,000 euros.

Otro valor fundamental es la formación del clero. Por eso ACN destina, por ejemplo, 24,350 euros a la formación de los seminaristas del Seminario Mayor San Pedro Apóstol de la Diócesis de Granada, y 30,000 euros para becas de estudio de los seminaristas en Juigalpa.