• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El gobierno de Nicaragua consideró este miércoles como “no vinculante” y de “nulidad absoluta” a la Comisión de alto nivel de la OEA que trata de visitar este país para ayudar a buscar soluciones a la crisis.

“Nicaragua reitera que no reconoce ningún grupo de trabajo o comisión que no haya sido solicitada por el Gobierno de Nicaragua, ni cuente con su anuencia, por lo que su existencia no genera ningún efecto vinculante y es de nulidad absoluta para nuestro país”, dijo Luis Alvarado, representante alterno ante la OEA.

Por primera vez, además, el gobierno de Nicaragua confirmó que no permitió el ingreso a este país a los miembros de la Comisión de alto nivel, quienes tenían previsto arribar el lunes a Managua.

“El Gobierno de Nicaragua reitera que no autorizará el ingreso de ninguna Comisión al territorio nicaragüense, que no cuente con la debida autorización del Estado, libre y soberano, de la República de Nicaragua”, señaló Alvarado.

Alvarado se refirió al tema este miércoles durante una sesión ordinaria del Consejo Permanente de la OEA, en la cual la Comisión de alto nivel emitió un pronunciamiento oficial sobre el impedimento que sufrieron para ingresar a Nicaragua.

Para la Comisión de alto nivel, la decisión del gobierno incluyó “una falta de cortesía”.

“La Comisión toma nota de la decisión de Gobierno nicaragüense de divulgar los detalles personales de los vuelos de los miembros de la Comisión, lo que representa una flagrante falta de cortesía”, se indicó en una declaración que leyó la delegación de Argentina durante la sesión ordinaria de la OEA.

La comisión señaló que la postura del Gobierno nicaragüense será clave en el informe que presentarán en los 75 días que se establecieron desde su creación.

“El compromiso constructivo del Gobierno de Nicaragua, en el marco de un futuro proceso de diálogo, serán elementos críticos en la evaluación colectiva de la situación e informarán las decisiones futuras en virtud de la Carta Democrática Interamericana”, dijo la Comisión de alto nivel.

En su pronunciamiento, los miembros de la Comisión de alto nivel de la OEA reiteraron su interés de visitar Nicaragua.

En la sesión ordinaria se abordó la crisis de Nicaragua. Archivo/ENDLa comisión expresó que seguirá el mandato de trabajar con todos los sectores que tienen que ver con la búsqueda de una solución pacífica a la crisis sociopolítica que sufre Nicaragua desde abril de 2018.

También dejó claro que la solución a la crisis se dará a través de un diálogo genuino e inclusivo.

El Consejo Permanente de la OEA eligió a los miembros de la comisión de alto nivel para Nicaragua el pasado28 de agosto.

La comisión está conformada por Carlos Trujillo, representante permanente de Estados Unidos ante la OEA; la embajadora Elisa Ruíz Díaz Bareiro, de Paraguay; Leopoldo Francisco Sahores, Subsecretario de Asuntos de América del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la República Argentina; Sébastien Sigouin, Director para América Central, Cuba y República Dominicana del Ministerio de Asuntos Mundiales de Canadá; y la embajadora Audrey Marks, Representante Permanente de Jamaica.

Ese equipo pretendía estar en Nicaragua este lunes, 16 de septiembre, aunque el gobierno lo rechazó.