• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El grupo de 5 países que forman la Comisión de Alto Nivel de la Organización de Estados Americanos (OEA) advirtió este martes que “el compromiso constructivo del Gobierno de Nicaragua, en el marco de un futuro proceso de diálogo, serán elementos críticos en la evaluación colectiva de la situación e informarán las decisiones futuras en virtud de la Carta Democrática Interamericana”.

En un pronunciamiento, los miembros de la comisión integrada por representantes de Argentina, Canadá, EE. UU, Jamaica y Paraguay, condenaron una vez más la “desafortunada decisión del Gobierno de Nicaragua” de prohibir su entrada al país.

El Gobierno también prohibió el ingreso de Gonzalo Koncke, jefe de Gabinete del secretario general de la OEA, Luis Almagro y de Pablo Sandino Martínez, encargado de prensa del organismo.Archivo/END

“La comisión toma nota de la decisión del Gobierno nicaragüense de divulgar los detalles personales de los vuelos de los miembros de la comisión, lo que representa una flagrante falta de cortesía”, expresa el comunicado, refiriéndose a un documento que la Dirección General de Migración y Extranjería envió el pasado sábado a los gerentes de las aerolíneas con conexión a Nicaragua, con la lista de los miembros de la Comisión de la OEA para evitar su entrada al país el lunes 16 de septiembre, como tenían previsto.

El Gobierno también prohibió el ingreso de Gonzalo Koncke, jefe de Gabinete del secretario general de la OEA, Luis Almagro y de Pablo Sandino Martínez, encargado de prensa del organismo.

“La comisión reitera su compromiso en pos de cumplir con su mandato y trabajar con todas las partes interesadas para encontrar una solución a la situación de Nicaragua, a través de un proceso de diálogo genuino e inclusivo”, añade el pronunciamiento de la comisión.

Asimismo, hicieron un llamado al Gobierno para que reconsidere su posición y otorgue acceso a los miembros de la comisión, a fin de que ellos puedan cumplir con su importante mandato, en nombre de todos los miembros de la OEA.

El 28 de agosto, los miembros del Consejo Permanente de la OEA formaron la comisión, que quedó integrada por Carlos Trujillo, representante de EE. UU.; Elisa Díaz, delegada de Paraguay; Audrey Marks, representante de Jamaica; Leopoldo Sahores, subsecretario de Asuntos de las Américas del Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina; y Sebastián Sigouin, director de Asuntos Globales de Canadá para Centroamérica, Cuba y República Dominicana.

Carlos Trujillo, representante de EE. UU. Archivo/END

La 49 Asamblea General de la OEA aprobó esta comisión el pasado 28 de junio, en Medellín, Colombia, a través de una resolución sobre Nicaragua para realizar esfuerzos diplomáticos al más alto nivel, con el objetivo de buscar una solución pacífica y efectiva a la crisis en Nicaragua.

La Asamblea General de la OEA otorgó, además, un plazo de 75 días que van corriendo para presentar este reporte final.

Gobierno se cierra

Sin embargo, el Gobierno de Nicaragua consideró “actos inamistosos” las acciones de la Comisión de la OEA, incluyendo su intento por visitar Managua.

Un comunicado del Gobierno nicaragüense, emitido este miércoles, dice que la intención de la comisión de entrar a Nicaragua constituye una acción de “avasallamiento de la soberanía nacional”.

Reiteró este miércoles su rechazo a permitir el ingreso de la Comisión de la OEA al país, por considerar que constituye “una violación de la naturaleza y propósitos de los principios de esta organización”.

“La OEA no tiene más facultades que aquellas que expresamente le confiere la presente carta, ninguna de cuyas disposiciones la autoriza a intervenir en asuntos de la jurisdicción interna de los Estados miembros”, señala el comunicado oficial.

Añadió que la persistencia de tratar de imponer dinámicas y directrices no solicitadas ni autorizadas por el Gobierno de Nicaragua constituyen actos inamistosos y de avasallamiento de la soberanía nacional del Estado nicaragüense.

En un pronunciamiento, los miembros de la comisión condenaron una vez más la “desafortunada decisión del Gobierno de Nicaragua”Archivo/END

El Gobierno insistió en que “no reconoce ningún grupo de trabajo o comisión que no haya sido solicitada por el Gobierno de Nicaragua, ni cuente con su anuencia, por lo que su existencia no genera ningún efecto vinculante y es de nulidad absoluta para nuestro país”.

“Expresamos que desconoceremos cualquier intento de otros gobiernos o de esa organización de adjudicarse la facultad de tutelar y ejecutar acciones injerencistas en contra de la República de Nicaragua”, añadió.