• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Ante el rechazo del Gobierno de Nicaragua a gran parte de las numerosas recomendaciones referidas a la libertad de expresión durante Examen Periódico Universal (EPU) de Derechos Humanos, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), la Fundación Violeta Barrios de Chamorro (FVBCH), la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC) y la red de Intercambio Internacional por la Libertad de Expresión (IFEX-ALC) emitieron un comunicado conjunto para mostrar su condena.

Del total de recomendaciones recibidas en el diálogo interactivo del EPU, realizado en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, en Ginebra, Suiza, 48 de ellas estaban orientadas a garantizar la protección y promoción de la libertad de expresión, la libertad de prensa, el acceso a la información y velar por el respeto a la independencia y pluralismo de los medios de comunicación. De ellas, solamente fueron aceptadas 14, lo que equivale a un 29% del total, afirma el comunicado.

“Ante la indolencia y la gravedad de la represión en contra de periodistas y medios de comunicación independientes en Nicaragua desatados desde abril de 2018, condenamos las agresiones sufridas, que se mantienen en la impunidad”, sostiene el pronunciamiento.

El pasado 15 de mayo el Estado de Nicaragua fue evaluado en el Tercer Ciclo del EPU y, durante el diálogo interactivo, 90 Estados miembros realizaron declaraciones.

Nicaragua recibió 259 recomendaciones y más de un centenar de estas sugerencias estaban centradas en resolver la crisis sociopolítica que se vive desde abril del 2018, es instaban al Estado de Nicaragua a la realización de investigaciones imparciales sobre graves casos de violaciones a los derechos humanos, demandando la necesidad de que se garantice el pleno ejercicio de la libertad de expresión, de asociación y el derecho de reunión pacífica, manifiesta la nota.

Este viernes, en la sesión de adopción del Informe del Grupo de Trabajo, “con suma preocupación hemos confirmado que el Estado de Nicaragua de las 259 recomendaciones recibidas en el EPU solamente aceptó 135 (52%) rechazando más de cien (124)”, enumera el comunicado.

El periodista Ángel Gahona fue asesinado en Bluefields, el año pasado. Cortesía/END

“Un centenar de estas recomendaciones fueron rechazadas bajo el supuesto argumento de que no aplican por falta de fundamento y distorsión de la realidad”, continúa el documento.

Por tal razón, las organizaciones de medios y periodistas demandan al Gobierno nicaragüense a abstenerse de utilizar medios administrativos o instituciones como la Dirección General de Aduanas, para restringir la libertad de prensa, “como lo ha hecho por más de un año al retener el papel y otros insumos a los periódicos El Nuevo Diario y La Prensa”.

“Llamamos al Estado a cumplir la recomendación aceptada de realizar investigaciones exhaustivas de todos los actos de violencia contra periodistas y medios de comunicación independientes, incluido el asesinato del periodista Ángel Eduardo Gahona, y que los verdaderos autores de su muerte rindan cuentas ante la justicia”, dice el pronunciamiento.

Por otra parte, la nota también lamenta que se mantengan clausurados algunos medios como el canal 100% Noticias y las redacciones de Confidencial y los programas Esta Semana y Esta Noche.

Además, “rechazamos las campañas de calumnias y difamación promovidas contra periodistas, y medios de comunicación que exponen sus vidas e integridad personal”.

El comunicado de las organizaciones demanda al Gobierno de Nicaragua el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales, el cese del secretismo como política oficial de comunicación en la gestión estatal y que se restituya el derecho a la información pública, la reanudación del diálogo nacional entre el Gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, así como el retorno de los órganos internacionales encargados de la vigilancia y protección de los derechos humanos.