• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Organizaciones nacionales e internacionales criticaron este sábado un operativo policial en Managua en contra de los manifestantes, que dejó al menos un herido.

El Cosep, INDE, Alianza Cívica, Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y Amnistía Internacionales, se pronunciaron en contra del actuar policial.

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) emitió un comunicado poco tiempo después de que se conocieran los primeros operativos de la Policía contra los manifestantes.

“El Cosep hace un llamamiento al Gobierno de Nicaragua para que cese el Estado Policial, a la vez exige el respeto de los derechos de movilización cívica y pacífica de todos los nicaragüenses, no solo de aquellos que son partidarios del Gobierno”, expresó en su comunicado, que tituló “Nicaragua es de todos”.

De igual forma, el Instituto Nicaragüense de Desarrollo (INDE), brazo social de la empresa privada, emitió un pronunciamiento por los actos de la Policía en contra de los manifestantes.

“Condenamos las muestras de represión oficial registradas hoy (sábado) en contra de ciudadanos y ciudadanas, que de forma pacífica intentaban ejercer su derecho constitucional a manifestarse públicamente.”, expresó el INDE en su cuenta de Twitter, en un comunicado que tituló: “libertad, justicia y democracia es el clamor de la nación”.

El comunicado del INDE agrega que “en la búsqueda de una solución pacífica a la crisis sociopolítica que atraviesa nuestro país, debe prevalecer la voluntad de la mayoría de los nicaragüenses que quieren encontrar, por medio del diálogo, los cauces para vivir en una democracia”.

Carlos Tünnermann, miembro de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, dijo que la imagen del gobierno ha sido afectada.

“El Gobierno daña su imagen porque va en contra de la Constitución, las leyes y derechos”, subrayó Tünnermann.

Este sábado la Policía Nacional efectuó un gran despliegue policial realizado, en contra de una marcha antigubernamental, convocada por la Unidad Nacional Azul y Blanco.

Al menos una persona resultó herida, luego de varios plantones en diversos puntos de Managua.

Pedro José Estrada Ortiz es el nombre del joven que resultó con una herida en la frente, causada supuestamente por un cartucho de bomba lacrimógena, según relató.

Estrada, un excarcelado, fue atendido en el lugar y le colocaron una venda en la cabeza para que se detuviera la hemorragia.

También se registraron retenes en varias entradas de carreteras a Managua, con policías revisando las unidades de transporte público.

La Policía Nacional lanzó bombas lacrimógenas y aturdidoras a los manifestantes este sábado. Nayira Valenzuela /END

“En realidad esa demostración que hubo el día de hoy (sábado) comprueba que existe una gran insatisfacción y un rechazo al Gobierno”, expresó Tünnermann.

Manifestó que la gran cantidad de antimotines en diferentes calles de Managua demuestra que en Nicaragua continúa el estado policíaco.

“Yo felicito a los ciudadanos que se lograron manifestar, con todo y la represión y ocupación de parte de la Policía de los lugares donde se iban a concentrar los manifestantes”, dijo el académico y jurista.

Movilización positiva

Por su parte, José Pallais, también miembro de la Alianza Cívica, valoró como muy positiva la convocatoria de la marcha, porque “la población demostró que está lista siempre a ejercer su derecho, aunque conoce cuáles son los impedimentos”.

Añadió que manifestarse libremente en Nicaragua va a ser posible en libertad y democracia, pero que esta actuación del Gobierno convence más a los nicaragüenses “que para cambiar es necesario quitar este modelo represivo”.

Mientras este modelo esté en ejercicio, no existe la posibilidad de disfrutar de los derechos humanos que se nos reconoce”, puntualizó.

Pallais afirmó que no es de extrañarse el exceso policial en Managua ante la convocatoria de la marcha.

“Se sabía que iban a haber demostraciones de fuerza para intimidar y evitar que la gente no saliera, pero a pesar de eso la organización permitió que se encontraran en diferentes puntos y que valientemente expresaran sus demandas e intentaran marchar”, explicó.

Rechazo internacional

Luego de que concluyera la jornada de protestas, Érika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional (AI), señaló que recibió denuncias la tarde del sábado sobre el uso bombas aturdidoras y gases lacrimógenos de parte de la Policía Nacional para replegar a manifestantes antigubernamentales en Nicaragua.

El pronunciamiento de Guevara Rosas se da en el contexto de los tres plantones que se realizaron en Managua, donde hubo un fuerte resguardo policial.

Los lugares donde se reportaron las protestas al mediodía son Camino de Oriente; en un edificio que se ubica en el kilómetro 4.5 de la carretera a Masaya; y en una plaza comercial cerca de la rotonda Centroamérica, en Managua.

“Amnistía Internacional continúa monitoreando las protestas de hoy en Nicaragua. Estamos recibiendo denuncias de al menos dos personas heridas y el uso de bombas de sonido y gases lacrimógenos contra manifestantes. Exigimos al gobierno de Ortega detener la represión”, señaló Guevara Rosas.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se pronunció en las primeras horas del sábado en su cuenta de Twitter, afirmando que estaba monitoreando la convocatoria a la marcha de protesta convocada por sectores de oposición.