•  |
  •  |
  • END

Los abogados que litigan en los Juzgados de Managua anunciaron que el próximo nueve de enero marcharán hacia la Corte Suprema de Justicia vestidos de negro, para protestar contra la implementación del nuevo modelo de gestión de despacho judicial.

Según la invitación que los organizadores hicieron circular en los Juzgados, la marcha saldrá de Cruz Lorena rumbo a la Corte Suprema de Justicia.

El abogado Marcos Talavera explicó que la decisión de marchar a la CSJ se tomó en la última reunión de la comisión que los litigantes conformaron para enfrentar la problemática derivada de la implementación del nuevo modelo de gestión de despacho judicial. El proyecto piloto para la implementación del modelo se inauguró a mediados de noviembre.

Valga decir que ésta es la segunda medida que los litigantes toman en contra del mencionado modelo, porque el 17 de diciembre del año pasado, 30 abogados recurrieron de amparo contra el modelo porque consideran que el mismo atenta contra todas las garantías procesales, el derecho al trabajo y porque no ha habido una reforma al Código de Procedimiento Civil (Pr.)
El doctor Oscar Carrión comentó que con el nuevo modelo “se volaron el Pr” en varios artículos, y para citar ejemplos, mencionó que la ley es clara al decir que los escritos se presentan ante el secretario, lo que ahora no ocurre porque no pueden ni ver al juez, mucho menos a los secretarios de la Oficina de Asuntos en Trámite.

La abogada Darling García dijo que irá a la marcha porque el problema del extravío de expedientes judiciales sigue, y para citar ejemplos mencionó que el ocho de diciembre del año pasado se le vencía el término de tres meses para estar detenido a uno de sus defendidos, pero como no apareció el expediente del caso, no hubo juicio, y es hoy y no ha podido hacer nada porque el Poder Judicial aún está de vacaciones.

Otros abogados dijeron que aunque irán a la marcha a apoyar a sus colegas, no hay esperanzas de que la Corte dé marcha atrás con el modelo, porque el Poder Judicial invirtió en él unos seis millones de córdobas.