• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Las celebraciones en honor a la Virgen de la Merced en León estuvieron enmarcadas con peticiones por la paz de Nicaragua, donde cientos de feligreses imploraron a Dios, “para que reine la tranquilidad” en el país.

Los leoneses conmemoraron este martes 107 años desde que Virgen de la Merced fuera nombrada su patrona.

“Acompañamos a nuestra madre (Virgen de la Merced), como penitencia para que ella nos pueda dar la libertad que tanto ansiamos y necesitamos”, expresó Alejandra Morales, miembro de la Pastoral Juvenil de Nuestra Señora de Dolores.

Alejandra Morales quien junto a otros jóvenes acompañaron la procesión este martes, expresó que el desborde de la población durante los festejos patronales ha sido superior que en años anteriores.

Por su parte, Erick Samayoa, quien habita en Managua y llega todos los años a León para participar a la celebración aseguró pidió a la virgen para que el país pueda tener estabilidad.

“Estamos festejando a nuestra madre, en esta fecha especial, este 24 de septiembre, pidiéndole principalmente por la paz de Nicaragua, por las familias nicaragüenses, para que prontamente podamos tener una estabilidad en nuestra nación”, afirmó Erick Samayoa.

La imagen de la virgen salió en procesión a las 12:45 del mediodía del Santuario de Nuestra Señora de la Merced. Foto: José Luis González/END

Las actividades patronales iniciaron en horas de la madrugada con música filarmónica y abundante quema de pólvora.

La imagen de la virgen salió en procesión a las 12:45 del mediodía del Santuario de Nuestra Señora de la Merced, luego de concluida la solemne eucaristía presidida por el obispo Sócrates René Sándigo.

Tanto el templo como sus alrededores fueron abarrotados por centenares de feligreses, así como de pequeños negocios informales, que desde días antes se instalaron en las aceras y parques aledaños.

Este año, monseñor Benito Penzke, rector del Santuario promovió que los promesantes vistieran de luz (blanco) y hondearan pañuelos blancos en señal de saludo a la imagen de la Virgen de la Merced.

Durante la procesión el obispo Sócrates Rene Sándigo admitió sentirse admirado de ver el testimonio de fe mariano de los leoneses, “que llevan en su corazón a la Santísima Virgen María”.

Gloria López, una de las madrinas de la congregación de la Virgen de la Merced comentó que el Santuario resultó pequeño para la gran cantidad de personas que asistió y que tuvieron que acomodarse tanto en el parque y en las calles del templo.

Las actividades patronales iniciaron en horas de la madrugada. Foto: José Luis González/END  En algunos hogares de León fue notorio la instalación de llamativos altares con la imagen de la patrona, además colocaron banderines, chimbombas y arreglos florales.