• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Los altos costos de la energía, que están afectando al sector empresarial, ha llevado a que algunos sectores estén buscando opciones para aminorar el impacto. Una de las ideas que están valorando es la geotermia de baja entalpia (de baja presión y temperatura), un sistema novedoso.

Diego Antonio Osorno, director ejecutivo de la Asociación Renovables de Nicaragua, explicó que la energía geotérmica se produce por plantas geotérmicas que utilizan el magma de un volcán y corrientes de agua subterráneas que cuando chocan producen vapor.

Indicó que en Nicaragua existen centrales geotérmicas que producen energía a alta presión, sin embargo, la geotermia de baja entalpia lo hace a baja temperatura y menor escala.

“Esto no se ha hecho nunca en el país, pero otros sí lo hacen”, afirmó Osorno, quien expresó que este tipo de energía podría abastecer a pequeños y medianos negocios.

Este tema fue abordado este martes en la Cámara de Industrias de Nicaragua (CADIN) durante el lanzamiento de la VIII Semana de Energía Renovable y Tecnología Ambiental y en la que presentarán más detalles sobre un estudio que se realiza sobre el potencial que tiene la geotermia de baja entalpía en Nicaragua.

Esta investigación se está realizando desde hace tres años entre la Cámara Alemana y algunas universidades como la Politécnica de la Salle”, indicó.Archivo/END

Volcanes como el Mombacho, Cosigüina y Telica están siendo estudiados para saber dónde se podrían establecer proyectos tanto de generación eléctrica con plantas geotérmicas grandes y de baja entalpía, reveló Osorno.

Cámara alemana apoya

“Esta investigación se está realizando desde hace tres años entre la Cámara Alemana y algunas universidades como la Politécnica de la Salle”, indicó.

A criterio de Osorno, lo complicado de este proyecto puede ser la inversión, ya que al inicio puede ser grande. Sin embargo, considera que es “una inversión sostenida en el tiempo, ya que un volcán no se agota”.

Los dos volcanes que están siendo utilizados para la producción de energía son el Momotombo y el Telica.

Osorno afirmó que el motivo por el que se está estudiando el Mombacho y Cosigüina es porque presentan las condiciones de generar vapor por el choque del magma y las corrientes subterráneas de agua.

De ser positivos los resultados del estudio para la práctica de la geotermia de baja entalpía y de tener la tecnología, el experto afirmó que posiblemente se empiece a producir energía en tres años.

Es viable

Patricia Rodríguez, especialista en temas energéticos, afirmó que por muchos años se ha priorizado la geotermia de alta entalpia, es decir, de alta presión y temperatura, que se usa para generar electricidad.

Pero la geotermia de baja entalpía, de baja presión y temperatura, tiene muchos usos y hay futuro en Centroamérica y en el país también, afirmó Rodríguez.

A su criterio, una de las ventajas podría ser utilizar para deshidratar frutas, tratamiento terapéutico de los miembros inferiores, para producir quesillo, secar granos y otros fines económicos.

Unas de las preocupaciones es el costo de producir energía mediante este método, sin embargo, eso depende de la zona donde esté ubicado la fuente de vapor y la profundidad, aseguró la experta.

“Pero seguro va a ser mucho más barato que la generación de energía con la geotermia de alta entalpia”, aseguró Rodríguez.

Los altos costos de la energía, que están afectando al sector empresarial, ha llevado a que algunos sectores estén buscando opciones para aminorar el impacto. Archivo/END

Agregó que “si el Gobierno comienza a promoverlo, los costos de generación se van a abaratar mucho más.

“El método funciona, sin embargo, hace falta tener más experiencia con la utilización masiva de este tipo de energía”, señaló la experta.

Sobre los beneficios que puede dar la micro, pequeñas y medianas empresas que buscan nuevas alternativas de energía ante el aumento en el costo del servicio, Rodriguez afirmó que sería una buena opción este tipo de energía.

En Honduras, Guatemala y Costa Rica están utilizando está forma de hacer energía. En el país, las organizaciones no gubernamentales son las que quieren promover el uso.

Buscan alternativas de ahorro

Stephanie Torres Trejos, coordinadora del Comité Energía Renovable y Tecnología Ambiental de CADIN, afirmó que no hay un dato exacto de empresas que se han visto en la necesidad de buscar alternativas para ahorrar energía, ante el aumento en precio de la electricidad.

Sin embargo, a nivel general, hoteles, productores de leche, panaderías y otros rubros, están buscando tecnologías para acceder a energía renovable para bajar sus costos de producción.

“Por ejemplo hay pulperías que están aplicando energía fotovoltaica porque el costo de la energía va para arriba”, afirmó.

Al utilizar tecnologías como los paneles solares y tomar medidas de eficiencia energética, la reducción en la facturación puede ser del 50%, en dependencia de la energía que se utilice, señaló Torres Trejos.

La representante de CADIN indicó que los negocios que comercializan los paneles solares han crecido.

“Hay socios que han ido a otros países a traer nueva tecnología para aplicar a Nicaragua”, dijo.

Los dos volcanes que están siendo utilizados para la producción de energía son el Momotombo y el Telica.Imagen referencial. Archivo/END

Algunos mataderos incluso han invertido en biodigestores, para enfrentar la carestía de la energía en el país, pero esas inversiones la recuperarán en algunos años con el ahorro, señaló la experta.

Hasta el 16 de septiembre, la tarifa de energía eléctrica, establecida en la cesta de productos básicos de Nicaragua, ha sufrido un incremento de más de 13%. Entre julio y septiembre de este año, el precio de la energía eléctrica sufrió un incremento de al menos 4.1%

Los usuarios con un consumo de energía de 100 kilovatios/hora al mes tuvieron que pagar C$328.12 en septiembre.

En junio último, el precio de los 100 kilovatios/hora mensual fue de C$314.98, pero en julio subió a C$319.31, afirmó.

En julio, el precio de 100 kilovatios/hora al mes, establecido en la canasta básica nicaragüense, subió 1.37%, según el BCN.