Rafael Lara
  •  |
  •  |
  • END

A casi un año de que la Procuraduría de Derechos Humanos, PDDH, lanzara a la calle a una docena de trabajadores, mientras otros bajo presión prefirieron renunciar, éstos siguen sin obtener sus liquidaciones, gracias al burlesco boleo que la institución y el Ministerio de Hacienda y Crédito Público han mantenido con los desempleados.

“Según Omar Cabezas –-Procurador de Derechos Humanos-- su institución gestionó el cheque de sus liquidaciones con el Ministerio de Hacienda y Crédito Público, por supuestamente ser ésta la instancia responsable del pago, sin embargo, investigamos en Hacienda y nos aclararon que no hay ninguna gestión de cheque para liquidaciones. Es la PDDH, a través de su presupuesto, la que debe hacer las cancelaciones laborales correspondientes”, aseguró el antiguo director nacional de Defensa y Promoción de la Procuraduría, Jorge Mendoza, quien también exige al gobierno su derecho laboral a ser indemnizado.

Afirmó que, a estas alturas, la PDDH no sólo está violando los derechos laborales de sus despedidos, sino que también violó el fuero sindical al despedir a la Junta Directiva del sindicato de la institución. Según sus cálculos, la deuda suma unos 3 millones de córdobas en pago por liquidaciones.

“Es cierto. No han recibido sus liquidaciones, pero es a Hacienda al que el corresponde eso. Nosotros no tenemos en el presupuesto fondos para liquidaciones. Ellos eran buenos muchachos y no me quejo de ellos, pero vos sabés que hubo una compactación a inicios del año y se debió prescindir de sus servicios”, expresó el procurador Cabezas.

El funcionario también aceptó que el gobierno estaba incumpliendo a estos trabajadores, pero insistió en que no le correspondía a la Procuraduría el pago de indemnizaciones, y que solicitará más presupuesto a la Asamblea Nacional para cubrir la deuda.

Mendoza mencionó que seguirán en su lucha, agotando las instancias competentes antes de tomar otras acciones, como la denuncia internacional.