• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

"Hoy te mato, negra", dijo Wilmer Avilés Marenco, de 29 años, al herir en el cuello a su hijastra de 12 años mientras dormía, creyendo que era su expareja Yuri María Thomas, reveló este miércoles la acusación que presentó la Fiscalía ante el juez suplente Quinto Distrito Penal de Audiencia de Managua, Adalberto Zeledón .

Según la acusación Wilmer Avilés entró por la fuerza la noche del sábado 21 de septiembre a la vivienda de Yuri María Thomas, con quien tenía un año de estar separado e ingresó a una habitación donde dormía la menor y en el oscuro de la noche con una cuchilla de afeitar causó una herida al lado derecho del cuello de la niña al confundirla con su mamá (madre de la menor).

La acusación detalla que cuando la niña gritó para pedir auxilio, Wilmer Avilés se dio a la fuga.

Lugar donde ocurrieron los hechos / Archivo Los hechos se registraron el barrio 31 Aniversario de Managua, el cual se ubica cerca del puente a desnivel de Portezuelo.

De acuerdo con la acusación al momento de los hechos Yuri María Thomas no se encontraba en su vivienda porque trabaja de noche. La niña estaba en compañía de una adolescente de 14 años y un niño de cuatro, este último es hijo del agresor.

Gilbert Thomas, de 29 años, tío de la menor, al verla herida la trasladó a la medianoche al Hospital Alemán Nicaragüense y una hora después (madrugada del 22 de septiembre) cuando regresaba al barrio 31 Aniversario a bordo de una mototaxi logró ver a Wilmer Avilés (agresor de la menor).

Una vez Gilbert Thomas logró precisar el sitio exacto donde estaba el agresor de su sobrina, bajó de la mototaxi y cuchillo en mano se abalanzó sobre él, cayendo ambos al suelo.

En medio del forcejeo en la oscuridad de la madrugada, Gilbert Thomas le clavó el cuchillo al padrastro de su sobrina en el tórax, según la acusación.

El tío de la menor al ver que su excuñado estaba herido lo montó en la mototaxi y lo trasladó a una unidad preventiva de la Policía Nacional, ubicada en el barrio La Primavera.

El hombre que hirió a la niña murió a manos de un tío de la menor / Archivo A la unidad preventiva de la Policía llegaron paramédicos de la Cruz Roja Nicaragüense, quienes confirmaron que Wilmer Avilés ya había fallecido.

Un dictamen médico legal preliminar del Instituto de Medicina Legal (IML) revela que Wilmer Avilés murió a consecuencia de una herida con un arma corto punzante (cuchillo) que le perforó el pulmón izquierdo y le laceró el corazón.

El tío de la menor es ahora a quien la Fiscalía acusa por homicidio.

Este martes durante la audiencia preliminar contra Gilbert Thomas el juez suplente Quinto Distrito Penal de Audiencia de Managua, Adalberto Zeledón le dictó prisión preventiva, también le programó la audiencia inicial para el próximo 3 de octubre y ordenó que sea examinado por un psiquiatra forense.

La evaluación psiquiátrica para Gilbert Thomas ha sido solicitada por la Defensoría Pública.

El delito de homicidio es sancionado con pena de 10 a 15 años de prisión, pero si el forense psiquiatra confirma que Gilbert Thomas padece de alguna afectación en su salud mental sea transitoria o permanente, el Código Penal señala que es una situación “eximente de responsabilidad penal”, es decir que no tendría que permanecer en prisión y por el contrario deberá ser enviado un hospital de salud mental.

El Nuevo Diario comparte este contenido exclusivo en formato podcast, para que usted lo disfrute. Puede acceder a más productos exclusivos suscribiéndose a nuestro sitio web:

La violencia de género es cada vez más agresiva en Nicaragua, dicen expertos.