Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

La fe que existía en el Registro del Estado Civil de las Personas quedó hecha “añicos” ayer, cuando la Fiscalía acusó por falsificación a dos empleados de la Alcaldía de Managua, porque, por supuesto encargo de una tercera persona, sustrajeron cuatro folios de los libros de matrimonios y divorcios, para luego alterarlos.

Los acusados son Luis Alberto López López, verificador del Registro; Dalila Alejandra Huembes, empleada de la comuna, y Jeaneth Medrano, de 36 años, quien vende comida frente a la sede de la alcaldía capitalina.

Según la acusación que presentó la fiscal Sugey Fúnez en el Juzgado Cuarto Penal de Audiencias, los hechos ocurrieron el 23 de enero de 2008, cuando Medrano supuestamente le propuso a López que “consiguiera” dos folios del Libro de Matrimonios de 1995 y dos del Libro de Divorcios de 2006, a cambio de cierta cantidad de dinero.

Presuntamente, López aceptó “el negocio”, se dirigió al archivo del Registro, buscó los tomos de los dos libros, “procedió a arrancar o a sustraer tanto original como copia de las páginas de los libros, y se los entregó a la acusada (Jeaneth Medrano) para que se encargara de realizar las alteraciones”.

Luego Medrano le entregó a Huembes los primeros dos folios, donde estaba inscrito el matrimonio de Francisco Orozco y Sugey Taniuska López Velásquez, cuyos nombres fueron borrados y sustituidos por los de Carlos Rafael Reyes Castro e Isabel Cristina Carrión Sánchez.

En las páginas donde estaba inscrita la separación de Aarón Sandoval y Liz Johana Vásquez Cuadra, la acusada tachó la razón del divorcio, luego se los entregó a Medrano, quien a su vez se los dio a López López, quien aparentemente pegó las páginas en el libro.

Agrega el escrito acusatorio que luego Medrano se fue a la ventanilla de actualización de datos del Registro Civil de las Personas, y con las “verificaciones” que López le entregó, se legalizaron “las correcciones”.

Descubren irregularidad

La anomalía fue descubierta en la misma Oficina de actualización de datos del Registro, al contraponer lo que decían los documentos donde se solicitaban las correcciones con los libros de matrimonios y divorcios.

La jueza Cuarto Penal de Audiencias, Martha Martínez, admitió la acusación en la cual aparecen la Procuraduría y la Comuna como ofendidas. Programó juicio para el 11 de agosto de este año, decretó medidas alternas a la prisión para López y Medrano, y mandó a citar por segunda vez a Dalila Alejandra Huembes, para informarle que la acusan por falsificación de documentos.

La página web de la comuna de Managua revela que cada mes se registran unos 500 matrimonios y se divorcian unas cien parejas.