•  |
  •  |
  • END

El Ministerio de Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, el Ejército de Nicaragua y la Policía Nacional, entraron el fin de semana a las reservas Indio Maíz y Punta Gorda, para desalojar a unas 800 personas que invadieron la zona y afectaron unas 827 manzanas de bosque.

Según la denuncia interpuesta en la Policía Nacional de Nueva Guinea por Luis Alberto Pineda García, Procurador Auxiliar Regional Central, y Denis Báez Sevilla, Procurador de la RAAS, los invasores entraron a la reserva biológica el 11 de junio del 2009.

Los supuestos invasores son: Simón Estrada Jirón (policía voluntario), Ricardo Laguna, Alfredo González García, Eduardo Gatica, Secundino Zamora López, Lino Pérez, Clemente Lorío, Domingo Olivas Sánchez, Cirilo Mendoza y Noel Báez Pinell.

Otros involucrados son: Elvin Velásquez, Severino Díaz, Emilio Granja, Andrés Polanco Rizo, Lidia Pérez, Oseas Díaz Cárdenas y Roberto Martínez Enríquez.

Según información suministrada por la delegada territorial del Marena de la RAAS, Johanna Schwartz Gaitán, los denunciados sin sustentar ningún tipo de derecho de propiedad sobre las tierras en mención y sin ningún tipo de permiso del Marena, penetraron en ambas áreas protegidas, burlando la vigilancia de las instituciones.

Durante los cinco días que tienen de estar en el área protegida, talaron árboles de madera preciosa que están en veda, y que estaban ubicados cerca de vertientes. Además, realizaron quemas forestales y caza de animales en peligro de extinción.

Quieren sembrar

Los tomatierra también realizaron carrileo en 600 manzanas de la Reserva Indio Maíz, con finalidad de cambio de uso de suelo; es decir, de vocación eminentemente forestal a labores agropecuarias.

Según la Procuraduría del Ambiente, con estos hechos los denunciados violaron los decretos 66-99 y 01-2007, que prohíben realizar actividades humanas dentro de las áreas de reserva y caen en la autoría de delitos.

“Ellos son presuntos autores de los siguientes delitos: usurpación del dominio público, tipificado en el artículo 241 del PN; caza de animales en peligro de extinción, incendios forestales, corte, aprovechamiento y veda forestal; talas en vertientes y pendientes, todos ellos tipificados en el Título XV del Código Penal”, dice la denuncia de la PGR.

La Procuraduría denunció los hechos y solicitó investigación policial y la detención de los denunciados, en caso de que se les compruebe la responsabilidad de esas acciones.

Peticiones de la PGR

La PGR solicitó inspección en el sitio donde se están realizando los hechos denunciados, que se entreviste a técnicos del Marena para que expongan lo observado en el recorrido realizado, y que se entreviste en calidad de investigados a los denunciados.

Además, que Marena, Inafor e Intendencia de la Propiedad emitan constancia de negativa de autorización para entrar y posesionarse de la reserva biológica. También que se elabore fototabla ilustrada del corte de árboles realizado, y que se oficie a Marena para que se determine el volumen de madera cortada y la especies de árboles afectados.