•  |
  •  |
  • END

Eric Stanley Volz presentó este martes una petición de emergencia contra Nicaragua ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para que el caso por la violación y asesinato de su novia Doris Jiménez, en el cual fue encontrado culpable, sea cerrado definitivamente, y para que se emita un pronunciamiento de que sus derechos humanos “fueron violados por el sistema judicial de Nicaragua”.

En su demanda, Volz pide a la CIDH --organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA)-- que detenga cualquier intento del Estado nicaragüense de restablecerle la condena de 30 años de prisión que se le dictó tras ser encontrado culpable del crimen, en febrero de 2007.

El estadounidense, de 28 años, fue liberado por una corte de apelación, y salió del país bajo un inusitado resguardo policial y migratorio. Pero el 17 de noviembre de 2008, el Estado nicaragüense le pidió a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que restableciera la condena.

“Creo en la justicia y en la palabra de la ley. Perdí más de un año de mi vida por un crimen que el gobierno y las cortes de Nicaragua sabían que yo no cometí”, dijo Volz a través de la página en internet “Los amigos de Eric Volz” (“Friends of Eric Voz”, en inglés).

“Lo que me pasó a mí no le debería pasar a nadie.  Las cortes existen para proteger a los inocentes, y por eso yo le pido a la Comisión Interamericana que tome acción”, expresó Eric Stanley.

Abogado: debe limpiarse su nombre

Andrew Tulumello, abogado de la firma que lo respalda, dijo que “este caso se trata de un hombre inocente que merece limpiar su nombre de una vez por todas”.

Quien sí está cumpliendo condena es el nicaragüense Julio Martín Chamorro, el otro involucrado hallado culpable.

Una copia del documento fue entregada a la Embajada de Nicaragua en esa misma ciudad. Su madre, Maggie Anthony, y quien arribó a Nicaragua cuando el estadounidense fue procesado por la justicia nicaragüense, también lo acompañó en esta oportunidad.

La CIDH puede abrir una investigación que determine si la demanda tiene mérito y finalmente emitir un informe con recomendaciones sobre posibles acciones correctivas.

Al ser consultado por EL NUEVO DIARIO, el Procurador General Hernán Estrada, dijo que “voy a averiguar” sobre esta demanda de Eric Volz, y de la cual, admitió “no estoy muy al tanto”. En tanto, el canciller Samuel Santos no respondió su teléfono móvil.

Quien sí se pronunció al respecto fue el fiscal general Julio Centeno. “El Ministerio Público mantiene y confirma que él es el responsable directo del asesinato de la joven. Hay elementos probatorios, de evidencia, de pruebas indubitables que confirman su culpabilidad directa en el crimen”, afirmó.

Para el fiscal general, esta acción de Volz ante la Comisión Interamericana “hiere la conciencia de los nicaragüenses”, y “no se puede pisotear la conciencia social de la población”.

Centeno dijo que sin mayor reparo, la CIDH debería rechazar la solicitud del estadounidense, quien según él, “movió piezas muy altas de todas partes”, hasta lograr su libertad.

“Aquí vinieron representantes del gobierno de Estados Unidos, haciendo gestiones a su favor. Aquí recibí en mi despacho a un funcionario que vino a abogar por él, junto con su madre, y yo le dije: “Dispense, pero nosotros estamos actuando de acuerdo a nuestras leyes””, comentó.

“El acto criminal estaba bien fundamentado, pero las presiones fueron grandes”, afirmó el fiscal.

Centeno dijo que a Volz no se le violaron sus derechos humanos, “más bien él fue quien vino a violentar el derecho a la vida de una joven, y violentar el derecho a la vida de un solo nicaragüense es violentar todos los derechos de todos los nicaragüenses”.