•  |
  •  |
  • END

Las nuevas tecnologías en comunicación e información acercan y facilitan el contacto entre personas, pero son un arma de doble filo, pues mal utilizadas se convierten en una herramienta para los delincuentes sexuales.

Esta crítica surgió durante el encuentro “Explotación sexual comercial contra niños, niñas y adolescentes: perspectivas y retos”, en el que la Policía Nacional reportó que en el transcurso de 2009, han esclarecido diez casos concernientes a explotación sexual, trata de personas y pornografía infantil, observándose en la mitad de los casos la intervención de computadoras y de la internet.

María Isabel Blanco, miembro del Instituto de Promoción Humana, Inprhu, señaló que cada vez más la pornografía infantil y los delitos sexuales contra la niñez se están valiendo de las nuevas tecnologías para atacar a sus víctimas.

“En el seguimiento de los pornógrafos y del acoso sexual contra los niños y los adolescentes a través de internet, considero que estamos en pañales. Si bien se conocen pocos y contados casos, esto sucede a diario”, comentó Blanco, y agregó que hay mucho temor y vergüenza de los jóvenes en denunciar ante las autoridades, el acoso vía Internet, o situaciones de las cuales han sido víctimas.

Violado después de “chatear”

Según la comisionada mayor Glenda Zavala, jefa de Auxilio Judicial Nacional de la Policía Nacional, el viernes pasado conocieron del caso de un joven de 17 años que contactándose por el “chat” electrónico, concertó un encuentro amistoso, y el desconocido terminó violándolo. Un capítulo en el que las nuevas tecnologías representan grave peligro para la juventud.

Además, mencionó otro caso en Ciudad Rama, donde una joven fue alcoholizada por dos amigos para llevarla a un lugar donde hicieron un video sexual, y las imágenes fueron colgadas en internet.

Asimismo, detuvieron a un nacional y a un norteamericano que buscaban niños y niñas de entre 13 y 16 años, prometiéndoles becas y viajes al extranjero, todo para que aceptaran hacer videos y sesiones fotográficas teniendo sexo grotesco.

En la casa de estos últimos abusadores, las autoridades encontraron una gran cantidad de fotos, aunque se desconoce si las mismas fueron enviadas al extranjero vía internet.

“En la sección de Delitos Especiales hemos visto estos casos y otros de pornografía infantil, en que se involucra a extranjeros, pero hay muchos nacionales que también cometen este tipo de delitos”, dijo la comisionada mayor, mencionando que el personal policial está siendo capacitado para investigar y enfrentar estos crímenes.

Policía no está bien preparada

También mencionó que hasta el momento, por falta de presupuesto, es difícil dar cacería a todos los delincuentes sexuales electrónicos a nivel local, quienes utilizan internet como su herramienta de seducción o como el instrumento para distribuir pornografía infantil a otros países.

Aseguró que para combatirlos necesitan conocimientos técnicos, mucho tiempo, personal, más equipos y fondos.

“Lo importante es que la gente denuncie, vaya a las comisarías de la mujer y diga lo que sucede. Hay mucho silencio en la juventud sobre este tema, pero es necesario que se dé a conocer para poder perseguir a los criminales”, expresó la comisionada Zavala.

Por su parte, Adilia Amaya, representante de la coordinadora de ONG que trabajan con los niños y con los adolescentes, indicó que no sólo las autoridades y las organizaciones civiles tienen que intervenir en estos casos; la población en general debe dar su aporte, denunciando los delitos de trata de personas y pornografía infantil.