•  |
  •  |
  • END

“El problema número uno del país es la basura, y las autoridades muestran una (total) ineficiencia en su administración”, alerta el ambientalista Jacobo Sánchez, mientras el edil capitalino espera la solución de una ayuda externa.

Según Sánchez, los tres protagonistas principales en la problemática ambiental son el gobierno central y el municipal, las industrias y la población, de los cuales los dos primeros muestran un desinterés (total) por aplacar el impacto ambiental que causa la basura en Managua.

“Esta responsabilidad requiere de una política del Estado y de prestar mayor atención a la contaminación que causa la basura”, asegura Sánchez, quien señala que las empresas también deben practicar la responsabilidad social empresarial e invertir en el sector ambiental.

Sánchez, que es asesor del Club de Jóvenes Ambientalistas, reitera que “existe ineficiencia en la alcaldía por resolver el problema”, señalamiento que muchos sectores han hecho.

ALMA sin interés

La semana pasada, el concejal Luciano García, de la Alcaldía de Managua, ALMA, calificó como “irresponsable” al alcalde electo por el CSE, Alexis Argüello, por acusar de “chanchos” a los capitalinos y de mantener la ciudad llena de
basura.

Para García, la actual administración no le da la debida importancia a la problemática ambiental de la basura y le brinda mayor interés a proyectos y obras impulsadas por el partido de gobierno o por los Consejos del Poder Ciudadano.

“Para el alcalde, son más importantes los CPC, que el problema de los managuas”, expresó el concejal de la bancada antifraude de ALMA, quien dijo que el edil capitalino “espera que la solución de la basura sea por un regalo externo”.

Alexis confirma versión

Alexis Argüello confirmó lo expresado por el concejal García, al decir que no cuenta con los recursos necesarios para recoger los desechos de basura que las personas riegan en la ciudad.

“No nos da abasto para recoger 1,800 toneladas métricas de basura”, argumentó Argüello, quien aseguró que ALMA cuenta solamente con 28 camiones recolectores, siete para el sector industrial y dos palas mecánicas, las que asegura no son suficientes.

El edil expresó que trabajan en un “hermanamiento con Rusia”, para que el país se libere de la basura en sus calles y cauces, pero no aclaró si dicho “hermanamiento” consiste en una donación, en un préstamo o en una inversión.

A lo que Argüello apuesta es a una inversión por parte de Rusia, ya que asegura que para ellos la basura es “una mina de oro”, ya que produce muchos ingredientes necesarios para el consumo humano.

“Ellos (Rusia) están trayendo una procesadora de basura para sacar energía, gas metano,querosén. Todo eso ellos lo comercializarían, y uno les tiene que dar de diez a 15 años para que ellos recapitalicen los 200 millones de dólares que vienen a invertir”, comentó Argüello, quien luego se contradijo, agradeciendo a Rusia por ayudar a Managua con “buena voluntad y desinterés”.

“Una ciudad tan grande como es Moscú, que tenga la buena voluntad de darnos ese respaldo sin ningún interés, más que el único interés de ayudarnos como ciudad”, refirió el edil.

El ambientalista Jacobo Sánchez asegura que tampoco se pueden ignorar algunas conductas negativas de ciudadanos que no tienen conciencia social ni cultura de preservación del medio ambiente, por lo cual las autoridades deben hacer énfasis en un proceso de educación al respecto.