•  |
  •  |
  • END

El ahora ex reo Félix Bolaños Téllez, quien se desempeñó como gerente general de la extinta empresa Agave Azul y fue condenado a seis años de prisión en julio de 2006, recuperó su libertad ayer por orden de la Juez Cuarto de Ejecución de Sentencia y Vigilancia Penitenciaria, Carolina Ortega.

Según datos judiciales, la sentencia fue emitida la noche del lunes 15 de junio, pero se cumplió hasta ayer, porque el personal administrativo del Sistema Penitenciario de Tipitapa no trabaja de noche, aunque se hizo todo lo posible por dejarlo libre ese mismo día.

La figura con que la juez Ortega ordena la libertad de Bolaños es Extinción de la Pena, aunque el artículo 96 del Código Penal dice que un reo puede optar a la libertad condicional cuando haya cumplido las dos terceras partes de la condena impuesta y éste apenas cumpliría tres años el próximo mes. Además, el Ministerio Público no fue notificado de forma oficial para asistir a la audiencia para ver este caso en el juzgado de ejecución de sentencia, ni mucho menos fue notificado de la resolución, por lo que la noticia los tomó por sorpresa.

¡Sorpresa!

“No hemos recibido ninguna notificación ni auto de oficio respecto al caso. Lo último que se hizo fue una audiencia hace tres meses, donde la defensa de Bolaños solicitaba la libertad condicional, pero la Fiscalía se opuso por no cumplir requisitos y ahora dicen que está en libertad y ni siquiera nos citaron a audiencia”, expresó el fiscal especial Alejandro López, quien lleva el caso.

Por su parte, el fiscal general, Julio Centeno Gómez, calificó de “abominable” y de “infame” la liberación de Félix Bolaños, y afirmó que ya instruyó la introducción de un recurso de apelación, para revertir la decisión de la judicial encargada del caso.

“La Fiscalía está buscando cómo recurrir de apelación a los tribunales superiores. Además, estoy hablando con el director de Crimen Organizado, para que investigue a fondo qué fue lo que pasó”, dijo el funcionario.

Centeno reiteró que van a entablar los recursos que sean necesarios, y reiteró su sorpresa porque Félix Bolaños, “incluso, confesó el delito que había cometido y reconoció lo que los otros se llevaron”, expresó el fiscal general.

Único procesado

Ayer, a eso de las 10:30 de la mañana, Bolaños fue trasladado por sus familiares en un vehículo gris, placa 048-409, quedando en libertad el único detenido en la millonaria estafa de Agave Azul.

En esta estafa salieron afectados 2 mil 548 personas que ingenuamente invirtieron su dinero en la empresa para la compra de tequila, pero todo resultó ser una farsa que ocasionó pérdidas por el orden de los 8.5 millones de dólares, dinero que supuestamente fue a parar a cuentas en Estados Unidos.

Bolaños era socio del mexicano Oscar Arturo del Valle Rodríguez, quien se encuentra prófugo y tiene pendiente un juicio por la misma causa.

Del Valle Rodríguez, mexicano considerado el cerebro de la estafa, operó tanto en El Salvador como en Nicaragua con ese nombre, pero su verdadera identidad es otra. En Guatemala fue investigado por transacciones sospechosas.

También fue representante legal de Agave Azul de El Salvador y estuvo en Nicaragua gestionando su residencia.

La Superintendencia de Bancos (SIB) ordenó en diciembre de 2005 el cierre de la sociedad comercial Agave Azul, por realizar dudosas operaciones de captación y transferencias de fondos a Estados Unidos.

La firma se instaló en Nicaragua en mayo de 2005 para supuestamente vender tequila a través de numerosos promotores a los que ofrecía jugosas ganancias a cambio de que invirtieran su dinero en la firma.