•   RIVAS  |
  •  |
  •  |
  • END

El procurador para la región sur, Wilbert Ibarra Blanco, apeló ante la Sala Civil del Tribunal de Apelación de Granada, la sentencia emitida por la juez del Juzgado de Distrito Civil de Rivas, Geny Chávez Zapata, por medio de la cual se ordenó la restitución de la inscripción de 65 manzanas a nombre de inversionistas suizos, a quienes, por mandato de la misma judicial, se les había anulado sus cuentas registrales.

La anulación se había dado porque la Procuraduría General de la República, PGR, alega que las tierras pertenecen al Estado.

Las 65 manzanas están ubicadas en una franja costera de San Martín, de la comarca El Astillero, y es un lugar apetecido por sus costas, destacando playa El Conejo, donde precisamente se construyó el hotel Punta Teonoste, que pertenece a socios suizos, entre los que está Walter Ignacio Bühler Molina, quien de acuerdo con el Registro Público de Rivas, fue quien compró la propiedad.

Las tierras pertenecieron a los latifundios de Cornelio Hüeck. A inicios de los 80 estuvieron en poder del entonces Ejército Popular Sandinista, y en julio de 1999, la institución castrense la donó a Edgar Ramón Hernández Cruz, quien doce días después, las vendió a Bühler Molina por la suma de 50 mil córdobas. Posteriormente, se formó la sociedad Invesstissments Suisses de Tourismo S.A. y adquirió la propiedad por compra venta.

En 2003, dicha sociedad desmembró 19 manzanas con 5,191 varas cuadradas para venderlas por la suma de 20 mil dólares a los socios del hotel Punta Teonoste.

No obstante, la PGR a través del procurador Ibarra Blanco solicitó ante la judicial Chávez Zapata anular las cuentas registrales de las 65 manzanas, aduciendo que las tierras pertenecen al Estado, porque fueron adquiridas de mala fe, y, por ende, desconocen la donación que hizo el Ejército a favor de Hernández Cruz, quien ni siquiera las “calentó”, porque las vendió a los doce días.

Ante tal petición, la jueza emitió el fallo a favor de la PGR y ordenó al registrador público de Rivas, cancelar las inscripciones de Punta Teonoste y la sociedad Invesstissments Suisses de Tourismo S.A. y dichos inversionistas estuvieron un mes y cuatro días en apuros.

Los empresarios recobraron la calma el nueve de junio, cuando la jueza revocó su propia sentencia y ordenó restituir las cuestas registrales de las 65 manzanas a sus actuales dueños.

PGR insiste en recuperarlas

Según la judicial, ella tomó la decisión de revocar su propio fallo debido a que en el proceso no mandó a oír a la parte afectada, en este caso los inversionistas, y añade que obvió la solicitud de intervención de ley que presentó Bühler Molina, el 23 de septiembre de 2008.

Sin embargo, la decisión de la judicial no fue del agrado de la PGR, ya que tres días después del fallo, el procurador Ibarra Blanco introdujo un recurso de apelación en contra del auto dictado por la judicial, por lo que ahora el proceso se trasladó al Tribunal de Apelaciones de Granada, donde los magistrados de la Sala Civil decidirán por medio de pruebas presentadas por ambas partes, si regresan las tierras al Estado o se la reconocen a los inversionistas.