Edgard Barberena
  •  |
  •  |
  • END

El Instituto Nicaragüense de Defensa del Consumidor (Indec) exhortó ayer a los usuarios de tarjetas de crédito que son víctimas de un “terrorismo telefónico” y amenazas judiciales, a participar este jueves en un plantón que se llevará a cabo frente a la Superintendencia de Bancos.

Marvin Pomares, Director Ejecutivo del Indec, dijo a END que “a partir del jueves nos decretamos en lucha permanente contra las empresas bancarias que están ahogando a miles de tarjeta-habientes, entre ellos a ancianos jubilados a los que están amenazándolos con quitarles sus propiedades si no les pagan los intereses leoninos que les han aplicado los bancos”.

Dijo que como el nivel de las amenazas contra los tarjeta-habientes ha aumentado, “ya tenemos que salir a protestar a las calles”, al tiempo que recordó que el superintendente de Bancos, Víctor Urcuyo, envió una circular a los bancos donde les manda a decir que no hay hostigamiento contra los usuarios.

“Nosotros vemos que esto ya es violatorio de los derechos ciudadanos y nosotros como Indec –-tanto los delegados departamentales como los municipales--, hemos llegado a la conclusión de que vamos a la Superintendencia de Bancos”.

“Este jueves estaremos apoyados por los afectados protestando en la Superintendencia de Bancos para que este ente regulador de las instituciones bancarias, realmente cumpla con lo que está establecido en la ley, de que los banqueros no vengan a hacer lo que les da la gana”, dijo.

Aseguró Pomares que las instituciones bancarias “están embargando al deudor y al fiador, cuando aquí tenés que embargar solamente al deudor, y esto lo hacen porque ya miraron que en Nicaragua el negocio de las tarjetas de crédito les produce el negocio”.

El dirigente se preguntó: ¿Por qué no prestan esa plata (la que circula como dinero plástico) a la gente que produce? sin embargo “nosotros vamos a protestar por ese elevado interés del 60 por ciento que cobran, es un interés leonino, y, por otro lado, si uno va al banco y saca dinero en efectivo, le cobran el 5 por ciento, además del 60 por ciento que está pagando”.

“Si se va a un restaurante le cobran otro 5 por ciento”, dijo Pomares, quien demandó a los señores banqueros a aplicar lo establecido por la Ley No. 515, “porque a pesar de que en el contrato de adhesión que tienen los banqueros, de hecho, antes de firmarlo ya nos están estafando, pues también nos estafan cuando vas a utilizar la tarjeta porque año con año hasta te cobran el plástico.

Mientras tanto, el primer secretario de la AN, Wilfredo Navarro, dijo ayer que otro de los abusos que están cometiendo con los tarjeta-habientes es que los obligan a renunciar a sus derechos y a su domicilio, lo cual permite embargos ejecutivos inmobiliarios inmediatos que ya han dejado a gente en la calle. En esa acción, muchos jueces se coluden con las empresas bancarias.