Luis Alemán
  •  |
  •  |

El gobierno podría retomar la política del descuento en el combustible para los transportistas y para el sector selectivo, el cual suspendió en diciembre pasado, y que fue aplicado como una medida para suspender la huelga que por más de 15 días realizó la Coordinadora Nacional de Transporte.

Mientras tanto, el Movimiento Nacional de Taxistas por un Combustible Justo, anunció para la semana próxima la realización de plantones frente a la refinería Esso, para protestar por los constantes incrementos en los precios de los combustibles.

“No es posible que sigan con esa actitud de ser monopólicos y que encarezcan los precios de los combustibles de forma antojadiza”, aseguró Allan Vargas, Presidente del Movimiento Nacional de Taxistas.

Los plantones frente a la Esso estarán acompañados de visitas de taxistas a la Asamblea Nacional, “en función de lograr consenso entre los diputados para aprobar un marco regulatorio para las petroleras”, de acuerdo con las declaraciones de Vargas.

Descuento menor
Fuentes de todo crédito confirmaron que el gobierno podría retomar el descuento que en mayo de 2008 aplicó al galón de combustible, como una medida para enfrentar la espiral alcista que están experimentando los hidrocarburos.

El presidente Daniel Ortega dispuso en mayo de 2008, aplicar un descuento de 1.30 dólar a cada galón de gasolina y diesel para beneficiar a taxistas y transportistas interurbanos, e intramunicipales y expresos de todo el país.

La medida fue suspendida el 31 de diciembre de 2009, bajo el argumento de que los precios del mercado de los combustibles habían sufrido una considerable reducción, al grado que sólo era comparable con los precios que existían en septiembre de 2005.

Según la fuente, “el gobierno está buscando mecanismos de auxilio para los transportistas”.  Vargas, presidente del Movimiento Nacional de Taxistas, recordó que cuando el gobierno suspendió el descuento, argumentó en una circular que la medida se mantendría mientras los precios de los combustibles se comporten en un nivel de precios que no igualen a los que dieron origen al descuento de mayo.

Vargas se pronuncio a favor de un nuevo descuento en los combustibles y de retomar la utilización de tarjetas “para que no exista el derroche”.