Amparo Aguilera
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Ministro de Salud, Guillermo Gonzalez, informó hoy que el total de contagiados con el virus A (H1N1) es de 134, luego de detectar once nuevos casos, uno en la ciudad de León y el resto, en su mayoría, en el Distrito Dos de Managua. González brindó este reporte durante la XXX reunión del Consejo de Ministros de Salud de Centroamérica y República Dominicana, COMISCA, que concluyó hoy en el hotel Crowne Plaza de la capital.

El titular de Salud señaló que dadas las oscilaciones del virus "tenemos los antivirales suficientes para controlar la epidemia de aquí a octubre o noviembre sin llegar a abusar de los mismos". Por otro lado, advirtió que si bien el comportamiento de la enfermedad es leve "no podemos esperar lo mismo en la próxima oleada de la gripe". González precisó que de los 73,300 antivirales con los que cuenta el país, sólo se han aplicado 300 tanto a los afectados como a casos especiales de personas que han estado en contacto con ellos.

Acuerdos del encuentro de esta reunión
Administrar más de 100.000 antivirales y mejorar la capacidad de diagnóstico y vigilancia epidemiológica son algunas de las medidas adoptadas hoy por los ministros de Salud centroamericanos para reducir el contagio y las muertes por la gripe A (H1N1) en la región. Estas disposiciones fueron aprobadas durante el encuentro del COMISCA, en el que asumió la presidencia de manera pro témpore la ministra de Salud de Costa Rica, María Luisa Ávila.

La prioridad en estos momentos es "que no mueran personas" porque la enfermedad ya se diseminó en la región, anunció Ávila. Para eso, la región se propone durante el segundo semestre del año, controlar la venta de las 20.000 dosis de antivirales que la Organización Mundial de la Salud (OMS) suministró a cada uno de los países del área, al margen de las compras extras que hicieron por su cuenta los gobiernos para enfrentar la emergencia sanitaria. "La venta debe ser ordenada a los centros privados, porque si los vendemos como confites a cualquier farmacia estaremos perdiendo la batalla contra esta pandemia", indicó.

Centroamérica contabiliza hasta la fecha tres decesos y más de mil casos positivos de gripe A, que se ha ensañado principalmente en niños y personas de 20 a 30 años, según balances. De acuerdo a la ministra, "se cree que los mayores de 50 años no han sido muy afectados porque han estado expuestos a pandemias previas del siglo XX que pudo haberles dejado cierta defensa natural contra el virus".

Ficha única para estudiar comportamiento del virus
Para sistematizar mejor la información, los ministros convinieron en establecer una ficha epidemiológica única que permitirá estudiar el comportamiento del virus por área, edades y estratos sociales. También consideraron importante gestionar recursos para dotar a El Salvador y Belice con laboratorios especializados para diagnosticar el virus, debido a las limitaciones que enfrentan sus sistemas de salud.

Aunque las afectaciones de gripe porcina en Centroamérica han sido hasta ahora "leves", los ministros acordaron incrementar la vigilancia epidemiológica en zonas climáticas y grupos de mayor riesgo, como enfermos crónicos, así como investigar por qué en lugares fríos no se han reportados casos positivos de gripe A, señaló Ávila.

Vacuna no es solución a corto plazo
El conclave aprobó, además, el reglamento para la negociación y compra conjunta de 36 medicamentos contra el cáncer, la diabetes y otras enfermedades crónicas, hasta por un valor de 80 millones de dólares que será pagado entre los gobiernos del área, con el fin de abaratar costos.

La nueva presidenta del Consejo aseguró que el virus en Centroamérica aún no ha mutado a pesar de la variedad de gripes que atacan a la población, las cuales representan una "carga más pesada" para la salud pública que la propia influenza A (H1N1). "El virus no ha mutado; en la región sigue siendo 50% procedente de cerdos de Europa y Norteamérica, un 25% del tipo aviar y un 25% del ser humano", precisó.

Ávila descartó que la vacuna sea una solución a corto plazo para atacar la pandemia en la región, debido a que la misma tarda en ser producida, además de que antes de adquirirla Centroamérica debe estar segura de que el antídoto no provocará efectos adversos en los humanos.