•  |
  •  |
  • END

Un llamado a negociar por los intereses de Nicaragua hicieron representantes del sector empresarial a la clase política, por considerar que estamos pagando costos muy altos que se sienten en la economía nicaragüense, que pueden terminar con la institucionalidad del país.

2007 cerró con los poderes Ejecutivo y Legislativo enfrentados, luego de que este último rechazara la legalidad de los famosos Consejos del Poder Ciudadano, CPC, conflicto que se agudizó cuando el Poder Judicial entró en defensa del Ejecutivo, al emitir un polémico fallo que dejó sin efecto el actuar del Parlamento en este caso.

César Zamora, Presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua, Amcham, dijo que el país está acostumbrado a negociar al borde del precipicio, y esto tiene un costo muy alto para la sociedad, porque genera mucha inquietud y costos económicos.

“Lo peligroso es que un día llegués al precipicio y te podés caer y los costos son mucho mayores y la institucionalidad se quiebra”, subrayó.

El empresario agregó que es importante que la clase política tome conciencia de que no conviene al país llevarlo a ese borde, porque es muy peligroso, porque aunque no nos caigamos, mete mucho ruido al inversionista nacional y al que está fuera.

“Requerimos mesura, y recordemos que, desgraciadamente, los temas políticos en Nicaragua permean (afectan) la situación económica del país, y que si se ha trabajado para tener acuerdos con el FMI y con la comunidad internacional, lo mejor es que creemos un ambiente para seguir atrayendo la inversión”, apuntó.

Zamora dijo que la gente quiere trabajo y oportunidades de crecer, y con el ruido político estamos matando todo lo que se construyó en el año recién concluido.

“Hacemos un llamado a que llegó el momento de sentarse a negociar por los intereses del país”, puntualizó.

Por su parte, Mario Amador, Presidente de la Cámara de Industrias de Nicaragua, Cadin, dijo que los efectos que ocasionan los problemas políticos pintan un panorama oscuro para el país.

“Lamentablemente en Nicaragua nos hemos dedicado en los últimos años a jugar política destructiva. La clase política ha politiqueado en vez de buscar beneficios para el país, creando un boomerang que se les ha revertido a ellos mismos”, agregó.

José Adán Aguerri, Presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, también se pronunció a favor de un diálogo entre los diferentes sectores políticos, que permita sacar al país adelante y avanzar en materia económica.

Preocupa alza en petróleo
Y mientras la clase política sigue enfrentada, los empresarios señalan que se deben tomar acciones ante los elevados precios del petróleo con que arrancó 2008.

El presidente de Amcham dijo que las acciones para amortiguar el impacto deben estar orientadas al ahorro del combustible y terminar con el robo de energía.

Zamora recordó que el 10 por ciento de la energía que genera el país se pierde en el robo, lo cual terminamos pagando todos.

Aseguró que el robo de energía costaba antes 20 millones de dólares al año y ahora cuesta 35 millones.

“Ya no podemos seguir desperdiciando la energía, porque al final el que roba afecta al más pobre, porque nunca va a tener energía”.

Estimó que si se invirtiera la mitad de esos 35 millones de dólares que se roban en energía en los próximos cinco años, podríamos darle electricidad al 25 por ciento de la población, ya que sólo el 50 por ciento de los habitantes tiene el servicio.

“Hemos mantenido esta cifra (de cobertura) por 30 años, porque no ha habido seriedad en el tema de invertir, y hemos puesto parches, a veces por necesidad o por problemas políticos”, expresó.

Dijo que es importante que si se logra un acuerdo entre Unión Fenosa y el gobierno, la distribuidora invierta en lo que tiene que invertir, como es la ampliación de la red y en qué va a hacer para traer energía renovable al país. Además, señaló que Fenosa debe trabajar en una campaña seria de ahorro de energía eléctrica.

El empresario consideró que tiene que haber incremento en la tarifa de energía para los que pueden pagar por la electricidad y hacer el esfuerzo para subsidiar a los de menos recursos, pero sería bueno perfeccionar el sistema.

Recomendó que los que consumen menos de 150 kilovatios hora, a quienes no se les está incrementando la factura, tengan un aumento menor, y seguir protegiendo a los que consumen menos de 75 kilovatios hora.

Impacto en la industria
Mario Amador, Presidente de Cadin, afirmó que la situación con costos del petróleo más altos se complica, porque impacta en el país, pero esa causada por factores externos.

“En el tema de energía estamos pagando los costos de no haber trabajado en buscar soluciones durante los últimos 25 años, por lo cual ahora estamos enfrentando las consecuencias”, añadió.

Señaló que sólo nos queda aguantar y buscar acciones que nos permitan en cuatro o cinco años cambiar la matriz energética.

Amador dijo que esperan un mayor incremento en los costos por energía eléctrica en 2008, porque aún no hay cambios en la matriz energética, la que casi en 80 por ciento depende de combustibles derivados del petróleo, a menos que la Asamblea Nacional “se ponga las pilas”, y los fondos del petróleo venezolano se apliquen los ahorros en compra de energía para reducir la tarifa y beneficiar a toda la población.

Por su parte, Zamora cree que la crisis nos ayudará a que en el mediano plazo se logre cambiar la matriz energética, tomando en cuenta que están encaminados varios proyectos importantes de generación eólica e hidroeléctrica, que estarán incrementando la generación de energía renovable en los próximos años.