José Adán Silva
  •  |
  •  |
  • END

Doble tragedia para miles de ex trabajadores bananeros afectados por el Nemagón: mientras en Managua al menos dos decenas de personas languidecen de hambre ante la insensibilidad del gobierno que una vez los utilizó para rezar por el presidente Daniel Ortega y sus candidatos electorales, en Estados Unidos una juez reafirmó la sentencia que prácticamente deja fuera de cualquier posibilidad de compensación a miles que peleaban contra empresas estadounidenses.

El pasado miércoles 17 de junio la juez de la Corte Superior de Los Ángeles, Victoria G. Chaney, emitió conclusiones escritas ordenando formalmente la desestimación con prejuicio de las dos demandas restantes contra Dole Food Company Inc. y otras dos compañías estadounidenses, promovidas por demandantes nicaragüenses que habían afirmado que eran estériles a consecuencia de la exposición al pesticida DBCP (Nemagón) en haciendas bananeras contratadas por Dole en los años 60 y 70.

“Ninguna sanción, además de la desestimación con prejuicio de los reclamos de los demandantes curaría el daño hecho aquí porque la conducta de mala fe ha sido tan extensa y penetrante, tal que esta Corte ahora pone en duda la veracidad de demandantes del DBCP (Nemagón) que vienen de Nicaragua”, declaró la juez Chaney, dando por finalizados los juicios promovidos en ese Estado por abogados de los miles de campesinos nicaragüenses.

Conspiración para fraude alegan

Las conclusiones de la Corte formalizan el fallo oral del 23 de abril y la desestimación de los casos contra Dole Food Company Inc. En esa ocasión los abogados de Dole convencieron a la juez de que los demandantes, y algunos de sus abogados, fabricaron pruebas en sus demandas y se involucraron en una conspiración amplia para cometer fraude en la Corte estadounidense.

“Usaron amenazas de violencia para asustar a testigos y ocultar la verdad, y se confabularon con jueces nicaragüenses corruptos para usar una ley de Nicaragua hecha para privar a Dole y a las otras compañías del proceso debido”, reza parte del argumento de la juez.

En los juicios contra Dole y otras empresas participan más de 12 mil personas, con montos de demandas que superan los 21 mil millones de dólares en indemnización.

El otro drama

A miles de millas de Los Ángeles, otro drama liquida lentamente a más de 20 personas, pobres todas y enferma la mayoría, que protestan con una huelga de hambre en los alrededores de la casa de Ortega.

Los campesinos reclaman que fueron contratados por el gobierno para ir a rezar a las rotondas, como parte de las estrategias políticas de confrontación del Poder Ejecutivo contra sus adversarios, y no les pagaron lo prometido.

Desde que iniciaron la huelga, el pasado 27 de mayo, no han sido recibidos por Ortega y sus funcionarios y, por el contrario, han recibido amenazas de agresiones de simpatizantes del autoproclamado “Gobierno de los Pobres”.