•  |
  •  |
  • END

La sede diplomática de Nicaragua en Costa Rica, negó que haya dado algún tipo de aval para que miembros de la denominada Confederación Solidaridad realizaran trámites consulares, y menos que supieran (antes de las denuncias) que varios compatriotas se sintieran engañados y estafados al no recibir los documentos que a través de esa organización pretendieron tramitar.

“Que quede claro que no hemos dado ningún aval a nadie. Sólo nos limitamos a confiar en una organización que dice trabajar por inmigrantes nicaragüenses. A nosotros nos sorprendieron las denuncias y procedimos a cancelar con ellos las cortesías para algunos trámites consulares”, se defendió Harold Rivas Reyes, embajador de nuestro país en Costa Rica.

La anterior declaración surge luego de que algunos nicaragüenses de la zona afectada por el terremoto del 8 de enero (en Dulce Nombre, San Isidro de Alajuela y otras comunidades), aseguraron haber sido estafados al pagar por unos trámites consulares y autenticaciones, los que no han recibido.

Presentarán acusación

Incluso informaron que en los próximos días presentarán ante el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Alajuela, la formal acusación porque son decenas los que están en esa situación.

Pablo Reyes Aguirre, uno de los denunciantes, dijo que están reuniendo más casos y pruebas del dinero entregado, y que el embajador de Nicaragua les prometió que enviaría personal de la sede para ayudarles y acompañarlos en la denuncia.

En una comunicación enviada por ese Jefe de Misión a los funcionarios consulares (cuatro consulados), les indica que han tenido conocimiento de “ciudadanos que aprovechándose de la necesidad del migrante, los han estafado prometiéndoles pasaportes, certificados de nacimientos, record de Policía, entre otros”, y que dichas denuncias se ubican en Sarapiquí y en San José.

Recomiendan no confiar en terceros

Por ello, les orienta que para que la población nicaragüense no siga “siendo víctima de personas inescrupulosas”, que esos tipo de trámites se deben hacer con la persona interesada, y no con terceras personas o falsos tramitadores.