•  |
  •  |

El máximo compositor del son nica, Camilo Zapata, conocido como "El Clarinero Mayor", falleció hoy a las cuatro de la tarde, en su casa ubicada en Residencial Valle Dorado, según declaró Gustavo Zapata, uno de sus hijos. Su muerte se debió a las complicaciones del Alzheimer, una enfermedad que el sonero padecía desde hace muchos años. De acuerdo a Gustavo, su papá estaba muy débil y presentaba cuadros de poca lucidez.

El compositor, quien murió a los 91 años, es velado en su casa de habitación y mañana a mediodía será trasladado a Monte de los Olivos, se prevé que su entierro sea el sábado en el Cementerio Jardines del Recuerdo en Ticuantepe.

Así como Carlos Mejía Godoy lo llamó el "Clarinero Mayor", varios artistas y escritores lo consideraban el "poeta mayor" de la música típica nicaragüense, y gran amigo de ellos y de todos a quienes gustaban de nuestro folklor. Entre las composiciones de Camilo Zapata figuran "El Nandaimeño, "El solar de Monimbó" y "El Ganado Colorado"

De madre jinotepina y padre chinandegano, Camilo Zapata nació en Managua el 25 de septiembre de 1917. Estudió y se bachilleró en el Colegio Bautista. El artista estudió topografía por correspondencia y se fue a Chinandega después del terremoto de 1972. Con más de 500 composiciones musicales, grabó su primer disco apenas al inicio de 1980.

Tras conocer el fallecimiento del sonero, el escritor Luis Rocha, quien lamentó la pérdida de tan grande artista, recordó que durante varios años y junto a trabajadores de EL NUEVO DIARIO como el doctor Danilo Aguirre, don Adolfo Zavala y don Wilfredo Álvarez, se reunían en la casa Rocha para realizar grandes guitarreadas con composiciones de Zapata.

Rocha rememora a Camilo Zapata como "un gran enamorado de la vida, y sobretodo de las mujeres". De acuerdo al escritor, Zapata, miraba a una mujer e inmediatamente se inspiraba para hacerle una canción, como sucedió cuando llegó a toparse con la chinandegana Rosa Pineda, a quien le compuso "Minga Rosa Pineda".

El escritor recuerda con orgullo que tuvo el honor de haber presentado a Zapata con el señor Felipe Urrutia y sus cachorros, en Estelí. De esta visita el poeta describe: "En una tarde inolvidable en que, como era lógico, Camilo se enamoró de una sonrosada quinceañera norteña, con quien se dedicó a pasear por el corredor de la casa de Urrutia, hasta que sin saberlo se encontró con la madre de la niña con quien paseaba. La progenitora cargaba a una niña aún de pecho y Camilo le preguntó: ¿Quién es esa niña?, a lo que la señora, con picardía le respondío: Su cuñada. La tierna era hermana de la recién enamorada de Zapata.

Para Rocha "es la hora de reafirmar la presencia de Camilo, porque siempre estará presente en la historia musical de nuestro país, como quizás el más representativo de nuestro folklor".

(Con la colaboración de Xavier Poveda y José Adán Silva)