Luis Alemán
  •  |
  •  |
  • END

Los jefes de inteligencia de las policías de Centroamérica se reunieron recientemente en Managua, para diseñar acciones que eviten el desplazamiento de los miembros del crimen organizado en el área, confirmó la primera comisionada Aminta Granera, Directora de la Policía Nacional.

“Estamos alerta para que no se desplace la delincuencia organizada de norte a sur”, dijo Granera, y agregó  que los jefes de inteligencia de la región están “tomando medidas y están en constante comunicación para evitar el ingreso de éstos y cualquier tipo de actividad delictiva que se desplace de norte a sur”.

Una de las medidas inmediatas tomadas por las policías de la región es la colocación en los puestos fronterizos de “las generales de delincuentes, para evitar su ingreso”.

No descarta ingreso de mareros
Granera no descartó que al país puedan ingresar mareros salvadoreños o los temidos Zetas de México. 

“No te diría que no es factible. En este momento no lo tenemos”, dijo Granera, para quien el esfuerzo de la institución policial está en “preservar las ventajas que tenemos como país seguro, para resolver los problemas que podamos tener”.

La primera comisionada confirmó la integración de mil policías más este año, lo que subirá el número de efectivos a 12 mil, pero también confirmó que se sumarán al menos tres mil voluntarios que “coadyuvan en el trabajo de seguridad en el campo”.

Granera anunció que este año se firmarán convenios con varias universidades de Managua, para que estudiantes de la carrera de Derecho, puedan hacer sus pasantías en las delegaciones policiales, levantando las denuncias de la población, tarea que actualmente es realizada por efectivos policiales, y estos últimos pasarán a hacer tareas propias de los efectivos.

De esa manera, según la jefa policial, se podrá cubrir el déficit de policías que hay en varias regiones del país.  

Explicó que en el caso de los estudiantes de Derecho, será “un trabajo voluntario; una especie de trabajo social, y que será reconocido por las respectivas universidades”.

En el caso de los policías voluntarios, éstos serán formados por la Academia de Policía “Walter Mendoza”, mientras que las alcaldías y algunos productores contribuirán con su mantenimiento.