•  |
  •  |
  • AFP

Ecuador formalizó su adhesión a la Alternativa Bolivariana para las Américas, ALBA, en la sexta cumbre del grupo que se celebra hoy en Maracay, 80 km al oeste de Caracas. El presidente Rafael Correa afirmó que la decisión de incorporar a su país al ALBA, de la cual hasta ahora era observador, ha sido "asumida reflexiva y maduramente, con respeto a la Constitución".

Los presidentes Evo Morales de Bolivia, Daniel Ortega de Nicaragua y Hugo Chávez de Venezuela, recibieron a su par ecuatoriano y ratificaron la voluntad de reforzar la unión política de sus países. "Queremos la integración, queremos la unión", expuso Correa al llegar a Maracay. El ingreso de Ecuador al ALBA "no implica el desmedro de las obligaciones contraídas por este país en otros tratados", precisó el canciller ecuatoriano, Fander Falconí, al leer el documento en el cual se solicitó la adhesión.

El presidente ecuatoriano resaltó que el ALBA sirve para tener una sola voz en los foros internacionales y citó como ejemplo la decisión de la Organización de Estados Americanos (OEA), que a principios de junio anuló la resolución de 1962 con la cual Cuba estaba suspendida de ese organismo. "Sólo esa ventaja, tener un grupo de países decididos a defender los intereses de la región con energía, a construir un nuevo orden económico mundial, es suficiente para Ecuador", recalcó el mandatario.

En tanto, Daniel Ortega, señaló que esta cumbre debe reforzar la construcción "de un nuevo espacio económico, político y social, que establezca realmente un modelo alternativo sostenible frente al capitalismo salvaje". "Se trata de un nuevo espacio de valores, de justicia, solidaridad y complementaridad en el que el mercado ya no es instrumento de la ley de la selva sino que prevalece la justicia en los intercambios de nuestros pueblos", expresó en declaraciones a la prensa.

Tanto Chávez como sus invitados Ortega, Morales y Correa propugnan el "socialismo del siglo XXI", con mayor control estatal sobre la economía y una prédica de intercambios comerciales internacionales "solidarios". Están ausentes en este encuentro el presidente Raúl Castro de Cuba, representado por el vicepresidente primero del Consejo de Estado y del Gobierno, José Ramón Machado; y Manuel Zelaya, de Honduras, cuya delegación dirige la canciller Patricia Rodas.

Antes de la instalación formal de su cumbre, los presidentes presencian un desfile militar en el Campo Carabobo, que conmemora el 188 aniversario de la Batalla de Carabobo, con la que se selló la independencia de Venezuela. En el acto desfilaron militares de Cuba, Honduras, Nicaragua y Bolivia, junto con unos 5.200 integrantes de la Fuerza Armada venezolana.

La cumbre debe terminar al anochecer, cuando Morales y Correa viajarán a Nueva York para participar mañana en la cumbre de la asamblea general de Naciones Unidas sobre la crisis global. El ALBA fue creada por Cuba y Venezuela en 2004 para contrarrestar el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), impulsada por Estados Unidos.