•  |
  •  |
  • END

Con una drástica reducción en las recaudaciones de 2 mil 594 millones de córdobas, el Poder Ejecutivo envió ayer a la Primera Secretaría del Parlamento nicaragüense y con trámite de urgencia, la iniciativa de reforma al Presupuesto 2009, la que incluye una disminución del gasto en 816 millones de córdobas.

Ésta es la segunda reducción al Presupuesto enviado a la Asamblea, y que entró por ley a regir en enero del presente año.

Las afectaciones de esta segunda reducción, que pasan por Salud, Educación y porcentajes a universidades, Corte Suprema y municipios, son verdaderamente dramáticas.

Más bonos a deuda interna
Además, en la propuesta de modificación presupuestaria, el Ejecutivo propone aumentar el financiamiento interno neto en un mil 339.6 millones de córdobas, lo que incrementa el nivel de deuda interna pública en 568.4 millones de córdobas al ordenar una mayor colocación de bonos de la República de Nicaragua.

Una de las partes positivas de la propuesta es que “para el caso de todas las instituciones presupuestadas no se ha afectado el crédito presupuestario para reajuste salarial aprobado en el Presupuesto General de la República 2009”. Tampoco se afectan los subsidios aprobados para beneficiar a jubilados y consumidores menores.

La reforma establece una disminución de 636.9 millones de córdobas en el financiamiento externo, producto de menores desembolsos de donaciones, y de préstamos atados a programas y proyectos que se corresponden con la respectiva reducción del gasto.

Originalmente, el presupuesto 2009 era de 33 mil 835 millones 130 mil 350 córdobas, y presentaba un déficit fiscal de 5 mil 724 millones de córdobas. Con la reforma de abril, el presupuesto disminuyó en un mil 312 millones y pasó a C,522,686,350 y mantuvo el mismo nivel de déficit.

Aumenta déficit fiscal

Sin embargo, con esta reforma, el presupuesto pasa a 31 mil millones de córdobas y el déficit fiscal se incremente en un mil 778 millones 300 mil 579 córdobas, es decir, que el déficit fiscal actual supera los 7 mil millones de córdobas.

Según la propuesta, se reducen los créditos presupuestarios del servicio de la deuda pública, en particular de la deuda interna, para asignarla al pago de energía y agua potable a los ministerios de Salud y Educación, así como al subsidio de energía de las universidades y jubilados.

La inversión pública también se verá mermada, pues hay una reducción del gasto de capital de 943 millones 672 mil 588 córdobas.

Educación y Salud golpeadas

Como siempre, las instituciones más “golpeadas” con las reducciones son los ministerios de Educación y Salud. En Educación se disminuyen 77.3 millones de córdobas, de los cuales 47.7 millones corresponden a gastos corrientes (salarios), y 29.6 millones a gastos de capital.

Al Minsa le disminuyen 132.3 millones de córdobas, de los cuales 21.6 millones se reducen en gastos corrientes y 110.7 millones en gasto de capital. La reducción en la Corte Suprema de Justicia, CSJ, es de 32.3 millones de córdobas; al Ministerio de Gobernación le disminuyen 18.4 millones; al Ministerio de Hacienda y Crédito Público, 15 millones de córdobas, y al Ministerio de Fomento Industria y Comercio, Mific, 27.7 millones de córdobas.

Al Ministerio Agropecuario y Forestal, Mag-For le reducen 32.8 millones de córdobas; al Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, 114 millones, de los cuales un millón 500 mil córdobas son en gastos corrientes y 112 millones 500 mil córdobas en gastos de capital, es decir, se reduce drásticamente la inversión.

Al Ministerio del Trabajo, Mitrab, le reducen 5 millones; al Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales, Marena, 14.3 millones; al Ministerio de Energía y Minas, MEM, 10.5 millones; a la Procuraduría General de la República, PGR, 2.3 millones, y a la partida de Asignaciones y Subvenciones le reducen 630.5 millones de córdobas.

El Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal, Inifom, tendrá una reducción de 20 millones de córdobas; al Instituto de Desarrollo Rural, IDR, se le reducen 51.4 millones; al Instituto Nicaragüense de la Vivienda Urbana y Rural, Invur, 41.3 millones, y al Fondo de Inversión Social de Emergencia, FISE, 89 millones de córdobas.

Las Transferencias Municipales se reducen en 231.9 millones de córdobas; a la Dirección General de Ingresos, DIG, le disminuyen un millón de córdobas, y al Programa de Fortalecimiento de la Planificación Estratégica y la Reinversión, 6.5 millones de córdobas. A la Financiera Nicaragüense de Inversiones, FNI, le reducen tres millones de córdobas.

En momentos en que el turismo pasa por una crisis, el Instituto Nicaragüense de Turismo, Intur, verá mermado su presupuesto en 72.3 millones de córdobas; mientras que a la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, le disminuyen 6.1 millones, y sólo en gastos de capital, es decir, menos inversión.

A las universidades y Centros de Educación Superior, la reducen 48.9 millones de córdobas; al Instituto Nicaragüense de la Pesca y Acuicultura, tres millones 500 mil córdobas; al Consejo Nacional del Deporte, la Educación y Recreación Física, 5.1 millones; y a la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica, Enatrel, 17.2 millones de córdobas.

Los aumentos presupuestarios

Cabe señalar que a la Asamblea Nacional no se le reduce ningún monto, pero tampoco se le aumenta; mientras que al Consejo Supremo Electoral, CSE, le incrementaron 50 millones de córdobas para cubrir costos de las elecciones regionales de la Costa Caribe nicaragüense.

A la Contraloría le aumentan 19.4 millones; a la Presidencia de la República, 1.8 millones; al Ministerio de Relaciones Exteriores, 43.2 millones y al Ministerio de la Familia, Adolescencia y Niñez, 32.8 millones de córdobas, entre otros.