•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA

Para contrarrestar la trata de personas y el tráfico de indocumentados, el organismo Save the Children, en coordinación con la Dirección de Migración y Extranjería, inició la capacitación del personal de esa dependencia del Ministerio de Gobernación, que labora en los puestos fronterizos de El Guasaule, El Espino, Las Manos, Teotecacinte, Peñas Blancas, San Carlos, Río San Juan, Corinto, Potosí y el Aeropuerto Internacional “Augusto C. Sandino”.

Durante los talleres de capacitación financiados por la Agencia Española para la Cooperación Internacional, AECI, funcionarios de Migración y Extranjería de las fronteras con Honduras y Costa Rica fortalecerán sus conocimientos relacionados con la batalla contra la red de trata de personas, que tiene como blanco principal a adolescentes de 14 años del sexo femenino, y a adultas de 25 años, principalmente de las ciudades de Rivas, Masaya y Chinandega.

Juana Mercedes Delgado, coordinadora del Proyecto de Capacitación de Save The Children, dijo que profesores del Ministerio de Educación previenen a alumnos y a padres de familia acerca de la protección contra la red de delincuentes que ofrece empleo y jugosos salarios para llevarse principalmente a niñas, adolescentes y mujeres, y enrolarlas en la prostitución en varias ciudades de Nicaragua y resto de Centroamérica.

Además, tienen la colaboración del Ministerio de la Familia, de la Fiscalía, de la Policía Nacional, de Migración y Extranjería y del Ministerio de Gobernación.

Añadió que reciben asistencia de parte de varios organismos internacionales como la Organización Internacional de Migraciones, OIM; Organización Internacional del Trabajo, OIT, y Casa Alianza, entre otras.

Alertas en las fronteras

El comandante Mario Noguera Zelaya, Subdirector General de Migración y Extranjería, aseguró que a pesar de los bajos salarios y de las difíciles condiciones de trabajo, miembros de esa entidad se mantienen alerta en las fronteras, para detectar casos de trata de personas y tráfico de indocumentados.

Manifestó que mantienen un plan continuo de capacitación para la prevención de este tipo de delitos que afecta principalmente a las ciudades fronterizas, asediadas también por el VIH-Sida.

Instó a los padres de familia a proteger a sus hijas adolescentes y niñas, para que no sean presas de la red de tratantes de personas, que se aprovechan de la difícil situación económica y se las ingenian en la elaboración de documentos, pagando a los mejores abogados para la falsificación de los mismos.