•   RIVAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Una matanza indiscriminada de cuajipales quedó al descubierto en la comarca de Colón, municipio de Cárdenas, cuando efectivos del Ejército de Nicaragua encontraron 54 pieles de estos reptiles dentro de una embarcación que cubre la ruta entre la comarca de Colón, fronteriza con Costa Rica y el casco urbano del municipio rivense.

Los depredadores de los reptiles no pudieron ser identificados, ya que cuando los efectivos del Ejército descubrieron las pieles, nadie de los que viajaban en la lancha se hizo responsable.

El cuajipal de mayor tamaño medía un metro con 40 centímetros, y el de menor dimensión era de 74 centímetros de largo. Son cazados en las desembocaduras de los ríos que se unen con el lago Cocibolca.

Al parecer, las pieles que eran transportadas en bolsas plásticas de 100 libras, serían comercializadas en Managua.

Andrés Cárdenas, propietario de la embarcación, manifestó a las autoridades que los cueros encontrados en el interior de su lancha no le pertenecen. El caso pasó a manos de la delegación departamental de Rivas del Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales, Marena, donde se dilucidaría si el transportista acuático tiene o no responsabilidad por atentar contra la fauna silvestre.

EL NUEVO DIARIO trató de conocer la versión de dicha institución, pero se nos informó que el delegado, Mario José Rodríguez, se encontraba en Managua, y que era el único que podía hablar del tema.