•  |
  •  |
  • END

Las fuertes rachas de viento que se producen en casi todo el país, ocasionaron daños en varios puntos. En la ciudad de Matagalpa, el viento derribó una casa y tiró varios kilómetros del tendido eléctrico. En Estelí, un tornado dejó sin energía comercial a sus pobladores y se reportan daños en al menos doce viviendas.

Mientras, el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, avisó ayer que durante los tres primeros meses del año el país se verá afectado por un frente frío, acompañado de fuertes vientos provenientes del hemisferio norte.

En Matagalpa, una casa fue arrasada totalmente, un instituto tecnológico parcialmente destruido, cables del tendido eléctrico lanzados al suelo y techos de algunas viviendas dañados.

El director general de Meteorología del Ineter, Mauricio Rosales, recomendó a la población tomar medidas preventivas para la salud de los niños y personas de la tercera edad.

“Los vientos y las bajas temperaturas asociadas a estos sistemas, favorecen la contaminación del aire y hacen que proliferen las enfermedades”, dijo el meteorólogo.

El Ineter advirtió, a través de un comunicado, que en las próximas 72 horas estarán prevaleciendo en el país vientos de moderados a fuertes que podrían alcanzar velocidades entre los 35 a 50 kilómetros por hora, con rachas de hasta de 60 kilómetros, principalmente en el norte y noreste del país. Además, alertó que estos vientos podrían generar olas de dos metros de altura.

Alerta a Aeronáutica y Fuerza Naval
El Ineter recomendó a las autoridades de Aeronáutica Civil, a las compañías de vuelos y a la Fuerza Naval, tomar las medidas pertinentes ante la presencia de estos vientos que podría extenderse hasta marzo.

El funcionario informó que para hoy en la madrugada se espera que la temperatura experimente un notable descenso, pero los fríos más intensos se ubicarán en el norte y en las Regiones Autónomas del Atlántico, donde la temperatura podría bajar hasta los 15 grados, mientras que en el Occidente y Meseta de los Pueblos llegará a 16 grados, y en el norte del país hasta los 14 grados como mínimo.

La madrugada de ayer, los matagalpinos vivieron momentos de angustia cuando las ráfagas de vientos comenzaron a azotar la ciudad, por lo que muchos se levantaron de sus camas para prevenir cualquier situación que se presentara en el resto de la madrugada.

Esto fue lo que evitó que la familia de don Miguel Sánchez Narváez, quien habita en el barrio San Francisco, ubicado al Este de la ciudad, sufriera una tragedia, debido a que su humilde vivienda de tablas, fue arrasada totalmente por los vientos.

Quedó a la intemperie
“Nosotros estábamos dormidos cuando el viento comenzó a soplar fuerte, por lo que nos levantamos y nos salimos al patio de la casa junto a los cinco chavalos, sólo habíamos salido al patio cuando una ráfaga de viento levantó primero el zinc y después terminó con las paredes, dejando sólo el montón de madera en el suelo”, señaló el humilde ciudadano, quien junto a su familia aseguraba que no sabía adónde iba a pasar la noche.

Otro de los lugares afectados por los vientos fue el Instituto Didáctico del Norte, donde la parte Este fue destruida totalmente, aseguró la profesora Marisol González, quien junto a otro profesor trataba de recoger la madera que quedó regada por todas partes.

Hay otras casas afectadas parcialmente en los barrios La Virgen y en la parte alta del barrio El Tambor, donde los techos fueron dañados, por lo que los bomberos y miembros de la alcaldía ya se han movilizado para prestar ayuda.

Tornado en Estelí
Un tornado en San Juan de Limay, a 45 kilómetros de Estelí, dejó incomunicada y sin abastecimiento de energía eléctrica a su comunidad.

El tornado afectó a una veintena de viviendas, dañando particularmente los techos de tejas y parte de la parroquia. Dos personas resultaron levemente lesionadas, y la comunicación telefónica convencional se encuentra parcialmente dañada.

Los mayores daños se registran con el sistema de tendido eléctrico, lo que mantiene aún al pueblo sin energía.

A petición de María Jilma Rosales Espinoza, alcaldesa de San Juan de Limay, una brigada de bomberos de Estelí hizo presencia en la zona, pero igualmente pidió apoyo al gobierno central para asistir a las familias afectadas. Asimismo, la alcaldesa hizo un llamado a Unión Fenosa para que restablezca el servicio.

Centroamérica en vilo
En tanto, el gobierno de El Salvador decretó ayer alerta verde a nivel nacional por los fuertes vientos que afectan desde anoche al país, los cuales han dañado al menos cien viviendas, y obligado a evacuar a 40 familias. También los afecta un frente frío.

Fuentes oficiales han confirmado que hasta ahora no se han registrado víctimas, sólo daños materiales.

La Dirección de Protección Civil informó en un comunicado, que la alerta verde implica que instituciones gubernamentales y organismos de socorro estén pendientes para proceder a la atención de cualquier emergencia.

Con la medida se restringe la salida de embarcaciones que se dedican a la pesca o actividades turísticas en toda la costera del país (Pacífico).

El comunicado oficial expresa que “ante la presencia de un frente frío en todo el territorio nacional que ha provocado un incremento en la velocidad de los vientos y daños materiales en varios sectores del territorio, el Sistema Nacional de Protección Civil decreta alerta verde a nivel nacional”.

Vientos causan apagón en Guatemala.

Un apagón a escala nacional, centenares de viviendas dañadas en varios departamentos y caos vial en la capital, fueron los daños ocasionados por los fuertes vientos que ayer azotaron Guatemala.

Carlos Colom, Presidente de la Comisión Nacional de Electrificación, explicó que los vientos fueron tan fuertes que produjeron interrupción en la conexión eléctrica Escuintla-Retalhuleu, la cual también suministra energía a la capital.