•  |
  •  |
  • END

El director del Instituto Regulador del Transporte Municipal de Managua, ingeniero Francisco Alvarado, rechazó referirse a la auditoría que la Contraloría General de la República realizaría a esa institución.

Alvarado reaccionó molesto a la pregunta de EL NUEVO DIARIO. “Hay que preguntárselo a ellos”, contestó visiblemente incómodo por la pregunta, y decidió terminar con la entrevista que ofrecía a los medios de comunicación.

El pasado 30 de abril, el contralor Guillermo Argüello Poessy anunció que realizarían una auditoría en el Irtramma para verificar el manejo con las concesiones de placas para taxis.

Los concejales liberales en la municipalidad solicitaron al contralor la realización de la auditoría, bajo el argumento del peligro que el crimen organizado tome el control del transporte en la capital.

Los munícipes en su petición a la Contraloría se pronunciaron a favor de regular los transportes, apegado a derecho y con transparencia.

Carnés para todos y obligados

Alvarado anunció que obligarán a las cooperativas de taxis a emitir carnés de identificación a todos sus cadetes, un mecanismo que, según el director de Irtramma, busca reducir los asaltos en los taxis.

Explicó que se ha coordinado con las organizaciones de taxis para “retomar la acreditación del cadete a través de un sistema de carné diseñado con altas medidas de seguridad”.

El carné reflejará los datos específicos del cadete, pero esa información estará en los registros centrales de la Policía con todos los antecedentes del conductor. El ingeniero Alvarado confirmó que los buses rusos que llegaron a inicios de junio comenzarán a ser distribuidos en los primeros diez días del mes de julio.

“Ya deberían estar en circulación, pero están en la parte del papeleo”, aseguró Alvarado. Además, rechazó las informaciones publicadas sobre la calidad de los buses. “Son aptos para el servicio, tienen una tecnología europea con estándares tecnológicos superiores”, aseguró.