Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Aunque la Fiscalía presentó una lista de testigos que reconocieron haber recibido regalos ilegalmente comprados con fondos de la Compañía Nacional Productora de Cemento y del Estado, los cuales tuvieron que devolver, la jueza Octavo Penal de Audiencias, Karla García, tuvo que archivar la causa que existía contra Chéster Noguera y su asistente por peculado.

La semana pasada el juez suplente José Galeano Bravo admitió la acusación que la Fiscalía promovió en contra de Noguera, ex presidente ejecutivo de la Cornap, y la Junta Directiva de la Compañía Nacional Productora de Cemento, y Ruby Morales, ex administradora, por su supuesta complicidad en el delito.

El juez les decretó a los acusados seis meses de retención migratoria en Nicaragua y los conminó a firmar ficha de control de procesados dos veces al mes, pero le ordenó a la Fiscalía mejorar las pruebas porque si bien es cierto ofrecieron testigos, “éstos no explican si recibieron los regalos a nombre de Chéster Noguera o a nombre de la empresa”.

Además, el juez Galeano dijo que la Fiscalía no le explicó bien en su escrito de intercambio de información y pruebas que si los objetos que les ocuparon a los que recibieron regalos, son o no los mismos que les regaló Chester Noguera.

Cuando la juez titular Karla García reabrió audiencia esta semana para ver si la Fiscalía había mejorado sus pruebas, el fiscal Leonidas Baltazar Arévalo Franco, obviamente dijo que no tenían mayores elementos de prueba, por lo que la judicial archivó el caso por falta de mérito y les levantó las medidas cautelares que el suplente les había decretado a los acusados.