•  |
  •  |
  • END

TEGUCIGALPA /AFP

En Honduras prevalece una situación "tensa" y existe el riesgo de un golpe de Estado, advirtió el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, en una entrevista con un diario mexicano.

En Honduras "se da el riesgo de un golpe militar, entre otras cosas porque los militares no parecen dispuestos a ninguna actividad de este tipo", dijo Insulza al diario El Universal, al referirse a la negativa del Ejército hondureño de acatar la orden del presidente Manuel Zelaya de repartir material para una consulta que promueve el mandatario.

Insulza realizó ayer una visita de trabajo a México y en el marco de ésta se reunió con la canciller mexicana Patricia Espinosa, con la que abordó temas regionales, entre ellos la situación que prevalece en Honduras, informó la cancillería mexicana.

Durante el encuentro, Espinosa e Insulza "se refirieron en particular a la situación que impera en la República de Honduras, que motivó la convocatoria de dicho país a una sesión del Consejo Permanente de la OEA que tuvo lugar en Washington", señaló la Cancillería en un comunicado.

Honduras atraviesa una crisis de poderes tras la intención del presidente de impulsar una reforma constitucional que permitiría su reelección, pero la iniciativa es considerada ilegal por el Tribunal Supremo de Elecciones, el Congreso y la Fiscalía.

Insulza habló con Zelaya

"Anoche hablé con el presidente Zelaya por teléfono y tengo la impresión de que todavía estamos en una situación más bien tensa y que yo espero que se vaya aclarando con los días", dijo Insulza a la prensa.

En esa línea, la OEA aprobó el viernes por la noche una resolución en la que llama a respetar el Estado de derecho en Honduras y a conformar una misión a ese país que busque un "diálogo nacional amplio".

La resolución, aprobada por consenso, obedece al temor de que "los recientes acontecimientos en la República de Honduras pueden poner en riesgo su proceso político institucional democrático y el ejercicio legítimo del poder", indicó un comunicado.

Partido Liberal llama a ignorar consulta

En tanto, el oficialista Partido Liberal hondureño llamó a no participar en la consulta convocada para hoy por el presidente Zelaya. La dirigencia del partido que llevó a Zelaya al poder considera que detrás de la propuesta de modificación de la Carta Magna está la intención del mandatario de prolongar su mandato que vence el próximo 27 de enero.

“Lo que más urge es resolver los problemas de los hondureños”, dijo el candidato presidencial de los liberales, Elvis Santos. En declaraciones citadas por el diario La Tribuna, Santos critica que “en vez de tomar acciones para enfrentar ese problema, se gastan millones y millones en montar una situación que no tiene siquiera credibilidad, mucho menos legalidad”.

El presidente, por su parte, ha negado en reiteradas ocasiones que pretenda servirse de una eventual reforma de la Constitución para perpetuarse en el poder, y ha reiterado que no busca prolongar su mandato más allá del 27 de enero de 2010.

Calma en las calles

Mientras tanto, ayer se ultimaban los detalles para la realización de la consulta que sigue en pie pese a que no la autoriza la última legislación aprobada por el Congreso. La tranquilidad reinaba en las calles de la capital hondureña.

No había una presencia militar visible, a excepción de lugares estratégicos, como la sede de la Presidencia, el Congreso Nacional y la Corte Suprema de Justicia.

Según el proyecto promovido por Zelaya, hoy se consultará a los ciudadanos si están de acuerdo en que en las elecciones generales del 29 de noviembre se instale una cuarta urna en la que se preguntará a la gente sobre la viabilidad de convocar a una Asamblea Constituyente para que apruebe una nueva Carta Magna.

La tensión política en el país recrudeció esta semana y tuvo como protagonista al jefe del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, el general Romeo Vásquez, quien fue destituido por el presidente y luego repuesto en el cargo por la justicia.

Tras ese incidente, Zelaya denunció que se trató de un intento de golpe Estado, pero aclaró que fue “conjurado”. En ese contexto, diversos organismos regionales, como el Mercosur, el Grupo de Río y la Organización de Estados Americano (OEA) se mostraron preocupados y expresaron su respaldo a la institucionalidad del país.