Martha Vásquez Larios
  •  |
  •  |
  • END

Antes, el principal enemigo de los bosques era el traficante ilegal de madera. Ahora que ese mercado ha caído, quienes representan el mayor problema son los tomatierras, quienes invaden y destrozan áreas protegidas, aseguró José Luis García, procurador ambiental de la Procuraduría General de la República, PGR.

Dijo que los invasores de tierras, que ocupan zonas de áreas protegidas como Bosawás o la Reserva Indio-Maíz, despalan, hacen quemas para venta ilegal de tierras o cambian el uso del suelo para sembrar o criar ganado, ampliando la deforestación.

Agregó que la tasa de deforestación en Nicaragua continúa al mismo ritmo, y la ampliación de la frontera agrícola se mantiene. Cada año se talan 70 mil hectáreas de bosque.

“Son peores los traficantes de tierra, porque el maderero ilegal entra y se va, mientras que éstos se establecen en el lugar y van talando poco a poco toda el área; por eso en esta semana que se celebra el Día Nacional del Árbol, estamos dejando claro que las medidas contra estas personas ya no serán sólo administrativas, sino penales”, recalcó el procurador.

Según un informe sobre los bosques del mundo, elaborado por el Fondo de las Naciones Unidas par la Agricultura y la Alimentación, FAO, Nicaragua produce en combustible de madera (leña) 5 millones 975 mil metros cúbicos.

“Todo el bosque lo estamos llevando en leña. Ni siquiera en madera, porque en madera aserrada se producen 54 mil metros cuadrados. De éstos se consumen 4 mil y se exportan 50 milímetros cúbicos, es decir, exportamos la mayoría. Seguimos consumiendo leña en cantidades monstruosas; es una situación de cultura que hay que cambiar”, detalló García.

Según el procurador, en Nicaragua hay un buen marco legal, pero hay debilidades en cuanto a la aplicación del mismo, por falta de dinero de las instituciones.

Empresas multadas

El procurador afirmó que en Rivas y en Río San Juan están investigando a tres empresas que se dedican a sembrar palma africana, pero al mismo tiempo están despalando el área. Estas empresas son Palcasa, de la cual el mayor accionista es el ex ministro del Marena Jorge Salazar, Kukra Development y Madenica S.A.

En Bosawas, 30 mil personas han invadido la reserva, pero próximamente serán desalojadas y procesadas.