Edgard Barberena
  •  |
  •  |
  • END

La división administrativa de Managua con la creación de dos nuevos distritos, además de causar trastornos a los entes del Estado que ya contaban con esa estructura para funcionar, dejaron más débil al alcalde Alexis Argüello, pues los siete territorios responderán directamente al Secretario General, Fidel Moreno.

La noche del viernes el Concejo aprobó con 17 votos a favor y uno en contra una ordenanza municipal en la que modificó la división política administrativa de la capital que estaba vigente desde 1880.

Con la nueva disposición, la capital ahora cuenta con siete distritos. Las nuevas jurisdicciones administrativas surgen con la partición del Distrito VI, de donde surgió el VII, y del Distrito I, que comienza desde el Malecón hacia el sur, después que resultaron cercenados los distritos IV y V. Al único distrito que no le tocaron sus “fronteras” imaginarias fue al II.

Viejas intenciones

La reestructuración ya había sido diseñada durante la administración del entonces alcalde liberal Roberto Cedeño, según recordó durante la sesión extraordinaria el concejal liberal Leonel Téller.

Dijo que para esa ocasión, tanto Ciudad Sandino como El Crucero fueron declarados municipios del departamento de Managua, no así Sábana Grande, ya que en ese sector está la Corte Suprema de Justicia, la que según disposiciones legales debe estar en la capital, y por lo consiguiente se mantiene en el Distrito VI.

Según el dictamen aprobado, la nueva estructura político-administrativa anterior fue diseñada cuando la capital tenía 620 mil habitantes. En la actualidad Managua alberga un millón 400 mil habitantes en más de 225 mil viviendas, aumentando en 6,577 personas por kilómetros cuadrado en el Distrito II y 9 mil 227 personas por kilómetro cuadrado en el Distrito IV, que son los distritos más pequeños.

Un voto en contra

El único concejal que votó en contra de la resolución -–después de razonar su voto-- fue el conservador Luciano García, de la “Bancada Antifraude”, quien dijo que no entendía las razones de la disposición y que la misma traería más gastos a la comuna.

“Creo que no es el momento de realizar dichos cambios, vivimos tiempos de crisis. Las recaudaciones se han caído y estos cambios tendrán repercusión en el trabajo de las instituciones del Estado como la Policía, el Consejo Supremo Electoral y todo el aparato del Estado en Managua”, dijo el concejal opositor.

Jimy Blandón, Concejal del PLC e integrante de la Comisión de Gobernabilidad que dictaminó favorablemente la iniciativa de Alexis Argüello, dijo que la nueva división político-administrativa será en beneficio de la población en los servicios básicos.

A manera de ejemplo mencionó que al antiguo Distrito VI lo habitan un poco más de 500 mil managuas. “Es mucha gente para un solo delegado. Con esta división habrá dos delegados para esa misma cantidad de personas”, argumentó.

La nueva disposición establece que los delegados de los siete distritos responderán al secretario general, Fidel Moreno, de quien se ha dicho ejerce más poder que el mismo Argüello. La sesión fue presidida por la vicealcaldesa Daysi Torres, pues Argüello se encuentra en Puerto Rico.