Martha Vásquez Larios
  • |
  • |
  • END

Esta semana circulará el proyecto de sentencia sobre el recurso de Casación del ex alcalde liberal de El Ayote, Eugenio Hernández González, acusado del asesinato de la periodista María José Bravo Sánchez, en noviembre de 2004.

El magistrado Sergio Cuarezma, miembro de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, encargado de elaborar el proyecto de sentencia, distribuyó el viernes pasado el expediente del caso entre periodistas de medios escritos, radiales y televisivos, con el fin de discutir el tema el viernes 3 de julio.

“En virtud de lo complejo jurídicamente, y de lo sensible para la opinión pública, decidí invitar a estudiar el caso para compartir consideraciones y reflexiones”, expresó el magistrado Cuarezma.

Otras organizaciones invitadas fueron el Colegio de Periodistas, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos y el Instituto Nicaragüense de Estudios Humanísticos, entre otras organizaciones.

Otros magistrados opinan que el método que está utilizando Cuarezma para decidir el caso es incorrecto, y lo que pretende es dejarlo libre. Cuarezma asegura que lo único que persigue es que el caso se resuelva de la forma más transparente posible. “Quiero que esto se haga con absoluta transparencia, para evitar especulaciones”, refirió el magistrado.

Hechos

Los hechos ocurrieron el 9 de noviembre de 2004 a las 6:30 de la tarde, en la salida del Centro de Cómputos de Juigalpa, donde la víctima daba cobertura a las protestas que hacían simpatizantes de la Alianza para la República (Apre) de Santo Tomás, y del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) de Cuapa, enfrentados por los resultados electorales en esos municipios.

María José, de 26 años y originaria de Santo Tomás, recibió un disparo con orificio de entrada en el tórax entre las costillas cuarta y quinta, sin orificio de salida. “Fue realizado muy de cerca, a quemarropa”, dijo el comisionado Otilio Duarte Herrera, jefe de la Policía en Chontales, en su momento.

Hernández, luego de ser condenado a 25 años de prisión por un juez de primera instancia y confirmada la sentencia por el Tribunal de Apelaciones correspondiente, recurrió de casación ante la Corte Suprema de Justicia.