Leoncio Vanegas y AFP
  • Las Manos, Nueva Segovia |
  • |
  • |

Hoy, desde tempranas horas, la paralización del transporte comercial entre Nicaragua y Honduras ya era evidente, pues todos los furgones que entran o salen del país con mercadería comenzaron a quedar varados en la frontera de Las Manos, en el departamento de Nueva Segovia. Esta acción es parte de uno de los acuerdos a los que llegaron los presidentes del Sistema de Integración Centroamericana, Sica, durante su reunión de urgencia ayer en Managua.

En Las Manos únicamente se permite el paso al transporte con destino a Puerto Cortés, Guatemala u otro país fuera de la región centroamericana, e igualmente a los furgones con destino a Costa Rica y Panamá. La información anterior fue conocida de manera extraoficial por el corresponsal de EL NUEVO DIARIO en Nueva Segovia ya que las autoridades de Migración y Extranjería y de Aduanas no quieren brindar declaraciones y remiten a los periodistas a las áreas de relaciones públicas en Managua.

José González, uno de los furgoneros nicaragüenses que se traslada diario de Tegucigalpa a Managua, acarreando frutas y vegetales de la empresa Hortifruti, se encuentra estacionado en el paso fronterizo desde anoche, debido a que la oficina de control fitosanitaria del Ministerio de Agricultura y Forestal, Magfor, no está realizando la revisión de los productos hondureños que entran a territorio nicaragüense.

González comentó que en el trayecto de 122 kilómetros que hay entre Tegucigalpa y Las Manos, tuvo que pasar control y revisión de al menos 15 tranques militares del Ejército de Honduras, en los que los soldados solicitan documentacion personal y realizan preguntas respecto del origen de los productos.

De acuerdo a González, los militares se muestran nerviosos y tensos, y portan de manera amenazante sus fusiles M-16, el arma reglamentaria de Honduras. El transportista agregó que conoció del caso de un furgón de origen hondureño que fue rafagueado por uno de los tranques de los militares ya que el furgonero hizo caso omiso al alto de los agentes del ejército. El conductor resultó herido por los pedazos de vidrio que se desprendieron de las ventanas del camión después de ser baleado. Por su parte, González dio "gracias a Dios y a mis oraciones que logré llegar a territorio nicaragüense sin ningún problema".

Empresarios costarricenses inconformes por cierre de fronteras
La cúpula del sector privado de Costa Rica manifestó hoy su inconformidad con la decisión de tres países centroamericanos, Guatemala, El Salvador y Nicaragua, de cerrar las fronteras con Honduras para presionar a los golpistas que tomaron control del gobierno.

"De ninguna manera estamos de acuerdo con esto, los problemas políticos deben solucionarse políticamente y el tema comercial no debe ser el 'pasto de la fiesta' (la víctima)", declaró el presidente de la Unión de Cámaras del sector privado, Manuel Rodríguez. "Nos parece una medida muy inconveniente, un antecedente nefasto", agregó el dirigente empresarial.

Por su parte, el ministro de Comercio Exterior, Marco Vinicio Ruiz, manifestó preocupación por la medida, adoptada ayer en Managua. El funcionario expuso que los ministros de Comercio Exterior no fueron consultados al respecto en el cónclave en que se condenó unánimemente el golpe de Estado en Honduras contra el presidente constitucional Manuel Zelaya.

Ruiz dijo que las consecuencias ya se han empezado a sentir, pues una larga fila de camiones, algunos de ellos con productos perecederos, esperan en la frontera con Nicaragua a que se aclare la situación para poder continuar hacia Honduras.