• |
  • |
  • END

El Movimiento Contra el Abuso Sexual se sumó a la protesta por la retardación de justicia en el caso de un adolescente presuntamente violado por su profesor de electrónica en el Instituto Tecnológico Nacional de la ciudad de Granada.

Hombres y mujeres integrantes del Movimiento Contra el Abuso Sexual denunciaron la pasividad de la Policía de Granada en las investigaciones del caso así, como del Ministerio Público, que después de nueve meses de ocurrida la violación, aún no acusa ante los tribunales comunes.

El adolescente acudió a una cita a la casa de su profesor Guillermo Roblero, quien le daría acompañamiento sobre la asignatura de circuito eléctrico que le impartía, pero en el lugar, el muchacho de 15 años fue abusado sexualmente por el docente, según las investigaciones.

El joven guardó silencio, y tiempo después --con ayuda de otros profesores-- interpuso la denuncia en la delegación policial del departamento, la cual alargó el caso hasta cinco meses después, cuando por las presiones que ejercieron organizaciones que defienden los derechos de la niñez y de la adolescencia, pasó el caso al Ministerio Público.

Absurdas justificaciones
Damaris Martínez, del Movimiento Contra la Violencia Sexual, criticó el hecho de que tanto las autoridades policiales como del Ministerio Público y del mismo centro educativo, han tratado de “justificar la acción”, bajo los señalamientos de la preferencia sexual de la víctima.

El Movimiento de respaldo a la víctima exigió durante una conferencia de prensa que la Presidencia de la República inicie una investigación exhaustiva sobre lo que realmente está ocurriendo en el Intecna, porque ese centro de estudios es un ente autónomo descentralizado, “cuyo director es nombrado directamente por el Presidente de la República”.

Igualmente, acusaron a la Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua, Anden, por “el encubrimiento” hacia el acusado, en tanto éste es el secretario de Anden dentro del Intecna. “Demandamos a las autoridades sindicales no seguir encubriendo al acusado y denunciar cualquier arbitrariedad que ocurra a lo interno de la institución”, aseguraron los integrantes del Movimiento contra la violencia.

Los denunciantes aseguraron que la dirección ejecutiva de Interna, a pesar de las promesas de retirar de sus funciones al supuesto violador, permitió que el profesor continuara llegando al Instituto, y más bien fue la víctima la que debió retirarse por la “vergüenza” y por las presiones que se ejercieron en su contra.

Según el Movimiento Contra la Violencia, lo que hicieron los funcionarios del Intecna fue retirar al profesor acusado de violador, bajo el argumento de estar enfermo, “pero en ningún momento dejó de llegar a las oficinas de la dirección ni dejó de mostrar una actitud prepotente y amenazante”.

Guarda silencio
El presidente ejecutivo del Intecna, Róger Sequeira Mojica, prefirió no emitir criterios sobre la denuncia que presentaron las mujeres del Movimiento Contra el Abuso Sexual. “El caso está en manos del Ministerio Público de Granada”, dijo Sequeira Mojica.